Mostrando 60 resultados

Descripción archivística
Cali Sucesiones
Opciones avanzadas de búsqueda
Imprimir vista previa Hierarchy Ver :

Juicio de sucesión de Juan Sánchez de Alaba…

Juicio de sucesión de Juan Sánchez de Alaba, maestro de sastrería. A petición del Dr. Don Juan Rodríguez Montaño se inicia el cobro de lo que se le debía al difunto según su libro de cuentas, para fundar con estos dineros y unos terrenos y casas que habían sido de su mujer María Español, difunta, una capellanía para el “bien y socorro” de sus almas tal como lo manda el dicho Juan Sánchez de Alaba en una cláusula de su testamento, según éste debía ser Patrón y capellán de ella el dicho Dr. Juan Rodríguez Montaño, quien renuncia al albaceazgo, pues era también albacea, por lo que se inventarían, avalúan y sacan a remate los bienes del difunto para pagar sus deudas, entre ellas los gastos del entierro, y se nombra nuevo albacea.

Juan Rodríguez Montaño, Presbítero

Juicio de sucesión y concurso de acreedores de Don…

Juicio de sucesión y concurso de acreedores de Don Jacinto Serrano de Cárdenas, vecino de Popayán, quien falleció en Cali de paso para la ciudad de Buga en romería a buscar consuelo con Cristo Nuestro Señor Milagroso de dicha ciudad. El Alcalde Ordinario de Cali inicia la mortuoria y nace el inventario de los bienes que el difunto llevaba, consigna y los remite a Popayán. A los bienes del dicho Don Jacinto Serrano de Cárdenas hacen oposición multitud de acreedores, entre ellos su legítima mujer Doña Beatriz de Morales y Velasco reclamando los 1500 patacones de su dote. Hecho el avalúo del cuerpo de bienes del difunto en la cantidad de 6933 patacones y por alcanzar las deudas a más de ocho mil, los padres del dicho Don Jacinto Serrano de Cárdenas, el Capitán Don Bernardo Alfonso de Saa y Doña Ana de Arboleda, piden se vendan en almoneda los bienes de su hijo y se les entregue su producto, y se comprometen a satisfacer las deudas, cubriendo lo que faltare con su propio dinero.

Cristóbal de Caicedo Salazar, Maestre de Campo, Alcalde Ordinario de Cali

Diligencias…

Diligencias practicadas por el Gobernador de Popayán Don Francisco Damián de Espejo sobre la recaudación de los bienes que quedaron por muerte de varios individuos y que debían remitirse a la Casa de Contratación de Cádiz, de conformidad con lo dispuesto por una Cédula Real expedida en Buen Retiro en 27 de febrero de 1748. Estos individuos eran: Don Juan Paredes, francés, que murió en el Raposo y dejó escasa fortuna, pues era tratante en puercos; Don Gabriel García Reales, que falleció en Cali, de cuyos bienes ya había remitido Don José Hidalgo de Aracena, por medio del Marqués de Valdehoyos, vecino de Cartagena, 5250 patacones en doblones a sus hermanas que residían en Asturias; Don Juan Bazán y Torres, que murió en Popayán y de cuyo caudal no había enviado nada a su viuda e hijas el albacea y tenedor de bienes Doctor Don Antonio Suazo y Mondragón; y Don José Julián Chacón, que también murió en Popayán, vecino de Sevilla, cuyo albacea, el Alférez. Real. Don José Tenorio se negó a entregar su considerable fortuna en oro, doblones, plata labrada, joyas y piedras preciosas, por decir que todavía no había llegado poder para ello de los interesados, por lo cual se cruzó fuertes palabras con el Gobernador, quién envió los autos en consulta al Virrey de Santa Fe. Este dispuso que se remitieran los bienes de Chacón con todos los autos formados al respecto al Juzgado General de Bienes de Difuntos del distrito de Popayán.,

Francisco Damián de Espejo, Gobernador de Popayán

Testimonio…

Testimonio, dado a petición de Don Juan Valois, poderhabiente del R. P. Rector del Colegio de la. Compañía de Jesús de Popayán de la cabeza, pié y cláusulas del testamento del Dr. Don Nicolás de Hinestrosa., por las que dispuso se diesen al dicho Colegio de la Compañía de Jesús de Popayán, con las condiciones que en ellas estipula, la hacienda de Viges y unas tierras que en aquel mismo lugar tenía.

Juan Valois, apoderado de P Rector del Colegio de la Compañía de Jesús de Popayán

Juicio de sucesión del Capitán Don Lucas de la…

Juicio de sucesión del Capitán Don Lucas de la Peña, vecino de Caloto, e hijo legítimo del Capitán Don Pablo de la Peña y Aguilar y de Doña Leonor Caicedo Calatrava, difuntos, vecinos que fueron de la ciudad de Cali, quién dejó siete hijos legítimos llamados Cristóbal, Miguel, José, Andrés, Juan, Leonor y Catalina. Hechos los inventarios de los bienes del difunto se oponen a ellos Manuel Vivas Zedano, vecino de Cali y apoderado del Capitán Tomás de Figueredo, su suegro, por la suma de más de 1000 patacones que el expresado difunto debía a su parte, Isabel Murillo por 98 patacones y el Sargento. Jines Camacho de la Chica, marido de Doña Elena de la Peña, hermana del difunto Don Lucas, por la legítima de su mujer que había entrado en poder de éste. Seguida la causa el Alcalde Ordinario de Caloto manda se paguen estas deudas, lo que así se hace, a pesar de la posición de la viuda, María Redondo, color pardo, que interpone ante el Gobernador de Popayán artículo de nulidad sobre todo lo obrado por las Justicias de Caloto. La causa está inconclusa.

Sargento Jines Camacho de la Chica

Causa mortuoria de María Vivas…

Causa mortuoria de María Vivas, vecina de Cali y mujer legítima de Marcos Perea, seguida ante el Alcalde Ordinario de dicha ciudad. Dejó dos hijos legítimos: José y María de la Trinidad Perea, casada con Manuel de Olalla y Becerra. Hechos los inventario s y avalúos de los cortos bienes de la difunta se formaron las hijuelas de división y partición que contradijo Olalla, quién apeló al Teniente de Gobernador de Popayán. Este mandó recibir la causa a prueba.

José Perea

Copia…

Copia, dada a petición de María Núñez, del testamento de Ignacia Martínez de Ayala, suegra suya de su primer matrimonio. Ignacia Martínez de Ayala, fue vecina de Cali e hija legítima de Nicolás Martínez y de Josefa Rodríguez. Fue casada con Roque de Llanos, de quién tuvo por hijo legítimo a Ramón de Llanos, difunto, que fue casado con la referida María Núñez, de cuyo matrimonio nació Manuel de Llanos, menor.

María Núñez

Causas mortuorias…

Causas mortuorias, primero de Francisco Velasco y Fuentes, de Cali; hijo natural de Pedro de Velasco, vecino de Popayán, y de Mariana de Fuentes, de Cali, y luego de su mujer María Micaela Grande, india cacica del Chocó, vecinos del Raposo, quienes tuvieron por su hijo y heredero a Gabriel de Velasco, Hizo oposición a los bienes de la dicha Micaela Grande el Padre. Comendador del Convento de la Merced de Cali, fray Martín Espinosa de los Monteros, por una negra esclava que la difunta y su marido habían donado para el culto de la Virgen de los Remedios. Seguida este artículo la Justicia Ordinaria de Cali, falló en favor del Padre. Comendador, por lo cual el albacea que lo era el Maestro Miguel Ruiz de la Cueva, apeló al Gobernador de Popayán. La causa está inconclusa.

Gabriel de Velasco el Padre Comendador fray Martín Espinosa de los Monteros

Sucesión de Don Custodio Jerez…

Sucesión de Don Custodio Jerez, natural del lugar de Torrecuadrilla, obispado de Siguenza, en los reinos de Castilla, e hijo legítimo de Don Francisco Jerez y de Doña María de Esteban. El expresado Don Custorio fue casado en Cali, de donde era vecino, con Doña María Baca Silva de Escobar, de quién no tuvo hijos y a la cual dejó por su universal heredera. Se hicieron los inventarios, avalúos, cuentas de partición y división y se entregaron los bienes de la testamentaria a la referida Doña María Baca. Los capellanes de las capellanías fincadas sobre los citados bienes del difunto Don Custodio demandaron ejecutivamente a su viuda para que les pagara los principales y los réditos caídos, pero surgió una competencia de jurisdicciones entre el Alcalde Ordinario de Cali y el juez eclesiástico de la misma ciudad, que eternizó la causa. Finalmente, cuando obrando de común acuerdo ambas autoridades, se iban a rematar los bienes de la deudora, esta falleció en Popayán en casa de Don José Nicolás de Mosquera Figueroa, quién, como su albacea, pidió al Gobernador que mandara se le remitieran los autos que contra los bienes de la difunta se seguían en Cali para formalizar su causa mortuoria, lo que así se hizo. En este estado finaliza el expediente.

Manuel Cuero Presbítero

Causa mortuoria…

Causa mortuoria, seguida ante el Teniente de Gobernador de Cali, de Doña Manuela de Ceballos, hija legítima de Don Antonio de Ceballos y de Doña Josefa Núñez de Rojas, quién dejó por heredera universal en el remanente de sus bienes a Doña Antonia de Castro, su sobrina, mujer legitima de Don Manuel Camacho. Hechos los inventarios y avalúos de los bienes de la testamentaria (16763 pesos) hicieron oposición a ellos, entre otros, Doña Teresa Fernández de Llanos por 75 pesos que se le debían y Doña Francisca y Doña Antonia Fernández por 700 patacones que les había donado la difunta por escritura pública, los cuales, de acuerdo con el tenor de la escritura, se debían sacar de cierta cantidad que le debía su cuñado Don Mateo Valles de Mérida. Recibida la causa a prueba y hecha la publicación de probanzas, el Teniente, con dictamen de asesor, mandó pagar la dependencia de Doña Teresa Fernández, y en cuanto a la de Doña Antonia y Doña Francisca, mandó se cobrase a Don Mateo Valles de Mérida. Las demandantes apelaron al Gobernador de la Provincia, el cual, asesorado de letrado confirmó la sentencia del Teniente de Cali.

Antonia de Castro

Mortuoria de Isidra Muñoz de Ayala…

Mortuoria de Isidra Muñoz de Ayala, vecina de Cali, hija de Juan Muñoz de Ledesma y de Maríana Paneso, y viuda de Francisco Javier Bolaños, de quién tuvo a Juan, Pedro, Rosalía, otro Pedro, Francisco, Francisca, Leonardo, Antonio, Lucía y Jerónima Bolaños. Los dos Pedros habían muerto ya, pero uno de ellos dejó descendencia legítima. La difunta nombró su albacea al Alférez Toribio Valverde y Arias, marido de su hija Rosalía. Hechos los inventarios y avalúos, Valverde presentó las cuentas y comprobantes necesarios y pidió al teniente de Cali, juez de esta causa, que se formaran las hijuelas de partición y división. Lucía y Jerónima Bolaños reclamaron sus legítimas paternas, que habían quedado en poder de su madre por su menor edad y contradijeron la adjudicación que el dicho Teniente hizo al albacea de los dos mejores esclavos de la testamentaria en pago de lo que había gastado en el funeral y entierro de la difunta. Jerónima Bolaños apeló al Gobernador de Popayán, quién dispuso que se refundieran los dos esclavos en cuerpo de bienes, los cuales se subastarían de no transarse los herederos, y los que hubieran recibido algún exceso debían devolverlo ajustadas las cuentas correspondientes.

Lucía Bolaños

Mortuoria de Don Salvador Cuervo…

Mortuoria de Don Salvador Cuervo, hijo legitimo de Don Manuel Cuervo y de Doña Eulaya Heres de Quevedo, difuntos, naturales que fueron de la villa y puerto de Luanco, Consejo de Bozón, Obispado de Oviedo y Principado de Asturias, en los reinos de España. El dicho Don Salvador falleció en la hacienda de Quilcacé, de propiedad del Colegio de la Buenamuerte de Popayán, y en el poder para testar que otorgó el 8 de agosto de 1771 antes de emprender viaje a Quito (véanse sigs. 9803 y 9904) a favor de Don Francisco Ignacio de Sarasti y Aybar, su albacea, nombró por sus herederos universales a sus hermanos Don Agustín y Doña Maria Cuervo, que vivían en la citada villa de Luanco. Habiendo fallecido ya Don Francisco Ignacio de Sarasti se hizo cargo del albaceazgo su mujer Doña Joaquina de Ante y Valencia, y a petición suya se inventariaron, avaluaron y vendieron en pública almoneda por el Teniente de Gobernador de Cali, los cortos bienes que el difunto había dejado en el pueblo de Roldadillo. Quedaron líquidos 10 patacones 2.reales que se enviaron a Popayán. Entre los citados bienes de Cuervo, que era piloto de profesión se encontraron dos libros de náutica; un cuaderno manuscrito sobre el mismo tema; un mapa de pergamino; cuatro de cartón y una aguja de marcar, dañada.

Joaquina de Ante y Valencia

Causa mortuoria de Don Manuel de Victoria Patiño…

Causa mortuoria de Don Manuel de Victoria Patiño, escribano de cabildo y público de Cali, hijo legítimo de Don Rafael de Victoria y de Doña Ana María Patiño, difuntos, vecinos de Popayán El dicho Doctor Manuel de Victoria fue casado en primeras nupcias con Doña Antonia Núñez y de este matrimonio nacieron Don Juan Manuel, Doña Juana, Doña María Luisa, difunta que dejó sucesión, Don José, Doña Antonia Sabina, Doña María Ignacia, Don Ramón y Doña Teresa. Casó segunda vez el referido Don Manuel con Doña Isabel Domínguez Zamorano, de quién tuvo por sus hijos legítimos a Don Francisco Antonio, a Don Miguel, a Doña Ana y a Don Manuel de Victoria y Zamorano. Se hicieron los inventarios y avalúos de los bienes del difunto, y Don José Ramón de Victoria y Núñez, por si y en nombre de algunos de sus hermanos promovió causa contra su madrastra, quién se había casado con Don José Joaquín de Nava acusándola de haber ocultado alhajas y bienes pertenecientes a la testamentaria de su padre. Recibida la causa a prueba, en el término de la cual el demandante presentó los autos de la mortuoria de su madre, que quedó inconclusa, y la escritura de dote de la misma, por la cual consta que aportó cerca de 13.000 pesos al matrimonio, se hizo la publicación de probanzas y el Alcalde Ordinario de Cali, juez de la causa, falló a favor de Doña Isabel Domínguez Zamorano, absolviéndola del cargo que se le hacia. Victoria apeló al Gobernador de Popayán, quién revocó el auto pronunciado por el Alcalde de Cali, y mandó hacer la división de los bienes de los dos matrimonios en la forma que indica.

José Ramón de Victoria

Autos sobre la división y partición de los bienes…

Autos sobre la división y partición de los bienes que quedaron por fin y muerte de Daniel Otero y Clara de Hoyos, su mujer, vecinos que fueron de Cali, quienes dejaron tres hijos legítimos; Margarita, mujer de Santiago Ramírez; María, que caso con Jacinto de Prado y Francisco, difunto, marido de Maria Rosa Perlaza. Hechas las hijuelas de partición y división en Cali, Rosa Perlaza sustrajo los autos y apeló al Gobernador de Popayán, quién, admitido el recurso y oídas las partes, mandó hacer nuevas hijuelas, las cuales contradijeron nuevamente los herederos. El Gobernador, con dictamen de asesor letrado, mandó rehacerlas de acuerdo con lo proveído por él: a Ramírez le tocaron por la hijuela de su mujer y lo que le debía la testamentaria 1879 pesos 1 3/8 reales; a Rosa Perlaza, por las mismas razones, 2158 pesos 1 3/8 reales y a la parte de María de Otero, 1154 pesos 1 ¾ reales.

Rosa Perlaza

Concurso de acreedores seguido ante el Alcalde Ordinario de…

Concurso de acreedores seguido ante el Alcalde Ordinario de Cali contra los bienes del Licenciado Don Luís de Echeverría y Alderete, presbítero quien falleció en las Provincias del Chocó. Formados los inventarios y avalúos de los bienes que el difunto dejó en la jurisdicción de Cali, hicieron oposición a ellos Don Manuel Antonio de Caicedo y Bolaños y Don Antonio Cano, maridos de Doña Antonia y Doña Baltasara de Alderete, hijas legítimas del expresado Licenciado, por la dote de su difunta suegra Doña Manuela Gómez de la Asprilla; Don Juan Francisco Garcés de Águila por la suma de 172 patacones 2 reales que el difunto impuso sobre sus bienes por vía de patrimonio para que pudiera ordenarse y sus réditos vencidos; fray Manuel de Montenegro, de la Orden de Predicadores y Procurador General del Convento de Santa Teresa de Cali, por la cantidad de 460 patacones de principal y sus réditos y varios otros acreedores. Seguida la causa por todos sus términos, se dictó la sentencia de graduación de créditos (folios. 191 y siguientes) y se procedió a verificar el remate de los bienes del difunto Don José de Poveda y Artieda se remató, por el avalúo y al contado, la hacienda de Meléndez, propia de la testamentaria, pero como hubiese hecho postura a ella primero y en iguales condiciones Don Manuel de la Puente, éste reclamó de dicho remate ante el Teniente General de Popayán, que despachaba en ausencia del Gobernador, el cual lo, declaró nulo y mandó hacerlo nuevamente con la solemnidad prevenida por derecho.

Manuel Antonio de Caicedo y Bolaños

Causa mortuoria de Doña María Baca y Silva…

Causa mortuoria de Doña María Baca y Silva, viuda de Don Custodio Jerez, español, de quien no tuvo hijo alguno y vecina de la ciudad de Cali. La dicha Doña María, que era hija legítima de Don Manuel Baca y de Doña Teresa de Silva y Escobar, murió en Popayán el 30 de Julio de 1771 en casa de su cuñado el Alguacil Mayor Don José Nicolás de Mosquera Figueroa, a quien nombró albacea, y fue sepultada en la iglesia de Santo Domingo. Aprehendió la causa el Alcalde Ordinario de Popayán, pero como se suscitara competencia entre éste y el de Cali, que pretendía corresponderle al conocimiento de la causa, el Gobernador, visto el allanamiento de los interesados y acreedores a la testamentaria, la remitió para su prosecución al Alcalde Ordinario de Popayán. Inventariados y avaluados los bienes que dejó la difunta en las jurisdicciones de Cali, Popayán y Caloto, se vendieron algunos en las almonedas verificadas en las dos primeras ciudades y se formó concurso de acreedores contra todo el cúmulo de dichos bienes. Seguida la causa y ventilados los numerosos artículos que se presentaron durante su curso, se dictó la sentencia de preferidos (fols. 272 y sgtes.) y de acuerdo con ella el escribano hizo la correspondiente liquidación de caudal (fols. 286 y sgtes.), que alcanzó a cubrir todas las dependencias. Doña Maria Baca nombró heredera en el remate de todos sus bienes a su hermana Doña Antonia, esposa del referido Don José Nicolás de Mosquera.

José Nicolás de Mosquera Figueroa

Expediente promovido ante el Señor Alcalde Ordinario de la…

Expediente promovido ante el Señor Alcalde Ordinario de la ciudad de Santiago de Cali, en la Gobernación de Popayán, Don pedro Rodríguez Trigueros, en la sucesión de Daniel Otero. Bernardino Ramírez, en nombre de su hermano Santiago Ramírez, marido de Margarita Otero, hija del difunto Otero, hizo oposición a los bienes que dejara éste, por una deuda y por la herencia de aquella. Clara de Hoyos, viuda de Daniel Otero, y Jacinto del Prado Zúñiga marido de María Otero, por lo que como a viudo y yerno correspondía en la citada herencia. El Alcalde Ordinario, ordenó el inventario y avalúo de los bienes y se presentaron Bernardino Muñoz de la Peña y José Jurado Valencia, nombrados avaluadores por ser personas de experiencia: Leonardo Sudrot de Legarda, hizo oposición por 37 patacones y un real, y Don Bernardo Carcaño por 30 patacones. A continuación sigue la sucesión de Clara de Hoyos, fallecida durante la sucesión de su esposo a la que hace oposición en primer lugar María Rosa Perlaza, viuda de Francisco Otero; el esclavo José de Hoyos, pide que se le deje escoger amo, por haber muerto su ama, y la señora Doña Clemencia Garcés, mujer legitima del capitán Don Ventura Ignacio de Arizabaleta. Hecho el inventario y avalúo de los bienes que de jara Clara de Hoyos, se dictó sentencia, que fue aceptada por los interesados en las dos sucesiones. Acompaña este expediente una copia del testamento de Daniel Otero y otra del de Clara de Hoyos, su mujer.

Santiago Ramírez Quintero Jacinto Prado Zúñiga

Sentencia pronunciada por Don Joseph de Escobar y Laso…

Sentencia pronunciada por Don Joseph de Escobar y Laso, Alcalde Ordinario de Cali y Juez en la Causa de sucesión de Don Antonio Claret, autos del concurso de acreedores a los bienes. Ordena dar la preferencia en primer grado a Don Juan Francisco Garcés en segunda a Doña Ignacia Garcés, viuda, de Claret en tercera a Don Juan Joseph de la Redonda en cuarta a Don Alejandro Franco; en quinta a Don Alejandro Franco, 1 vale; en sexta a Don Juan Francisco Garcés; en séptima a Doña María Tenorio viuda de Don Antonio de la Madrid; en octava a Don Domingo de los Eros y Cueto; en novena a Don Josef Antonio de Castro; en décima a Don Nicolás de Ureta; en onceava a Don Josef García Flor; en doceava a Don Nicolás Jaramillo.

Joseph de Escobar y Laso, Alcalde

Expediente promovido ante el Alcalde Ordinario de Popayán por…

Expediente promovido ante el Alcalde Ordinario de Popayán por Juan Francisco Bueno y Francisco Certuche "herederos de Rosalía de Valencia, su legitima abuela" contra Victoria Belalcázar viuda de Juan Manuel Certuche, tío de los demandantes, para que les entregase algunas petacas que a la muerte del Presbítero Tomás Certuche, cura que fue de Riofrío y hermano de su marido, habían quedado en su poder ya que no aparecían entre las que por auto del procurador General de Cali se habían entregado a Miguel Antonio Mercado, depositario general de dichos bienes y que su marido había traído de la mencionada ciudad. La acusada dijo era cierto que las había traído y pasado sin abrirlas a Rosalía; además alega no haber su marido participado en la herencia paterna. Recibidas algunas declaraciones de las partes, se aclara la existencia de algunos objetos sospechosos en casa de Victoria, pues sus testigos, juran haberlos hecho y vendido a ella. El expediente es trasladado al Alcalde Municipal de 2a. nominación; haciendo saber esto a los interesados, se estudió el caso y a petición de Manuel Bueno, hijo y apoderado de Francisco Bueno por estar éste ausente, se corre traslado al Padre General de Menores. Dictada la sentencia en favor de Victoria Belalcázar, por el Asesor de la causa, Francisco Bueno apeló ante el Supremo Tribunal de Justicia, cosa que no se le concedió por no estar éste reunido; no obstante se esperó a que se reuniera para que estudiase el caso. Reunido éste falló en favor de Victoria Belalcázar condenando a Bueno al pago de las costas. El Padre General de Menores era Mariano Álvarez Ramírez y el Asesor de la causa, Manuel María Mosquera.

Juan Francisco Bueno, Francisco Certuche

Autos promovidos ante el Alcalde 1º Pedro de…

Autos promovidos ante el Alcalde 1º Pedro de la Cruz por Juan José Martínez de Aparicio, apoderado de su hermana, María Josefa Martínez, viuda del Coronel Francisco Cabal (prócer de la Independencia) contra las testamentarías de Margarita Varona, madre de Francisco y contra Vicente Lucio Cabal, hermano del mismo, para que se le diese posesión de las tierras que en 1818, para dar cumplimiento a la orden comunicada por el Sr. Comandante General de las tropas españolas, Francisco Warletta, sobre embargo de los bienes de Francisco Cabal que existían en las jurisdicciones de Buga y Caloto, se comisionaron; para la hacienda de "Concepción a Alguacil Mayor, José María de la Quintana; para la de Chinche, al Alcalde pedáneo del Cerrito, Jerónimo Tenorio; para la de Vilela a Francisco Llori; el Alto y Rodeadero al Alcalde de la Santa Hermandad, Santiago Somera y para las Salinas de Caloto-arriba, se libró exhorto a los Jueces Ordinarios de aquella jurisdicción". De estas tierras, las de Ato y Rodeadero fueron rematadas por Francisco Gregorio de Angulo, Superintendente en 1816 de la Real casa de Moneda y Alcalde Ordinario de Popayán, las cuales dio a administrar a Joaquín Arana, a quien después de normalizada la República Libre de Colombia se las quitó Vicente Cabal. Martínez presentó testigos y escrituras que confirmaban su petición y la propiedad de las tierras, mas el Alcalde asesorado de letrado dictó sentencia en favor de Vicente Cabal, por lo cual Martínez apeló ante la Corte Superior de Justicia del Cauca, nombrando en Popayán como apoderado a Manuel José Carvajal, en tanto que la parte contraria nombraba a Ramón Estrella, Procurador del Número. Vistos los autos y estudiado el expediente la Corte Suprema de Justicia confirmó la sentencia apelada.

Autos promovidos ante el Alcalde Municipal José Iragorri por…

Autos promovidos ante el Alcalde Municipal José Iragorri por Juan Francisco Usuriaga, como apoderado de sus tías, las hermanas María Teresa y Justa Usuriaga, en la citación que se hizo al remate de la hacienda de Guardapamba, en el valle del Patía, pertenecientes a las testamentarías de Francisco Rodríguez, reclamando se le satisficiesen a su parte, la cantidad de 400 pesos y sus intereses al 5% que les debía dicha testamentaría. Por otra parte, Manuel José Rodríguez y por otra, Francisco Delgado, apoderado de Catalina Rodríguez, niegan la deuda, pero llamados a juicio de conciliación, Usuriaga y Manuel Rodríguez acordaron pedir al depositario de los bienes, Manuel María Vargas, la mitad del depósito para repartirla entre las 2, y la otra mitad, dejarla pendiente, la cual se arregló en la misma forma, gracias a la intervención de Manuel Scarpetta, vecino de Cali y esposo de Catalina Rodríguez, con quien se repartió la otra mitad de la deuda Usuriaga.

Expediente promovido ante el Gobernador Político de "Cali"…

Expediente promovido ante el Gobernador Político de "Cali" por Joaquín Cajiao, vecino de Popayán, y residente en la hacienda del "Avispero", en la jurisdicción de Timaná como albacea testamentario que fue de su suegro, Matías de Rivera y ahora, de su suegra, Joaquina Valencia, mujer de Rivera, como representante de los menores hijos de sus suegros, y también de su mujer, y por último, como uno de los principales acreedores a la dicha testamentaría de sus suegros, en la demanda contra Juana María Sánchez y Caldas, viuda de Mateo Fernández Moure, por la posesión de la citada hacienda la cual, a la muerte de Rivera y para pagar algunos acreedores, le fue vendida en pública subasta a Moure y ahora la tenía ocupada Cajiao so pretexto de una deuda de 4.000 pesos que no había acabado de pagar Moure. Hecho el avalúo de la hacienda "El Avispero" con todos sus esclavos y tierras y comprobado que aunque Moure remató la hacienda en pública subasta no la pagó en total ni cumplió con los demás requisitos del remate; ésta se entregó a Cajiao para que, vendiéndola o rematándola abriese el concurso de acreedores.

s: Joaquín Cajiao

José María Caicedo instala demanda contra Agustín Orejuela…

José María Caicedo instala demanda contra Agustín Orejuela, albacea y heredero por parte de su mujer de los bienes de Pedro Prieto, por suponer suplantación en los inventarios y avalúos de la mina de Calabazos; por haber éste remplazado con otro tipo de letra cuatro hojas manchadas. Se dicta sentencia absolviendo a Agustín Orejuela de la demanda.

José María Caicedo Corte Superior de apelaciones

José María Caicedo instala demanda contra Agustín Orejuela…

José María Caicedo instala demanda contra Agustín Orejuela, albacea y heredero por parte de su mujer de los bienes de Pedro Prieto, por suponer suplantación en los inventarios y avalúos de la mina de Calabazos; por haber éste remplazado con otro tipo de letra cuatro hojas manchadas. Se dicta sentencia absolviendo a Agustín Orejuela de la demanda.

José María Caicedo Corte Superior de apelaciones

Autos seguidos ante el alcalde municipal primero de Cali…

Autos seguidos ante el alcalde municipal primero de Cali, José Ramón Cobo por los herederos de Lorenzo Puente contra Manuel José Escobar como apoderado de Gerónimo Escobar su legítimo padre sobre la entrega de lo que le corresponde de herencia en los bienes que dejó por su muerte la señora Ignacia Flor, su abuela. Se dicta sentencia condenando a Gerónimo Escobar, al pago de la herencia que le demandan los nietos de la señora Ignacia Flor, en la cantidad que resulte corresponderles, en la liquidación y partición del caudal de aquella Escobar interpone recurso de apelación para ante el Tribunal, quien considerando varias circunstancias confirma la sentencia apelada; por lo que interpone el recurso de injusticia notoria, ante la Corte Suprema quien declara no encontrar tal objeción

José Ramón Cobo, Alcalde Municipal Primero de Cali

Resultados 1 a 25 de 60