Mostrando 2191 resultados

Descripción archivística
Sucesiones
Opciones avanzadas de búsqueda
Imprimir vista previa Hierarchy Ver :

Demanda puesta por Agustina de Alvarado…

Demanda puesta por Agustina de Alvarado, hija natural, heredera de Catalina de Alvarado, difunta, por los escasos bienes que dejó su madre, al morir, los cuales paran en poder del albacea testamentario Juan Antonio de Velasco, quien reclama entonces 60 patacones que le debía la difunta y además 10 que gastó en su entierro. El Alcalde Ordinario falla diciendo que después de pagado al Albacea todo lo que reclama se entregará a Agustina de Alvarado lo que sobrase, pero que ésta debe afianzar debidamente la parte que le toca a su hermano natural ausente. En los autos consta el testamento y las diligencias practicadas por la Justicia tales como el inventario, avalúo y depósito de los bienes de Catalina de Alvarado.

Agustina de Alvarado

Juicio de sucesión de Leonarda de Zúñiga…

Juicio de sucesión de Leonarda de Zúñiga, vecina de Popayán, quien en su testamento deja el solar y las casas de su morada a Muestra Señora de Belén, en capellanía que la goze el que fuere, nombrando patrón a Juan Antonio de Velasco, a quien también nombra albacea. Abierto el juicio por un auto del Alcalde Ordinario se hace el inventario de los bienes de la difunta y el albacea se dedica a repartir los legados y a cobrar diversas cantidades que se le debían a la dicha Leonarda de Zúñiga.

Diego Nieto Polo de Salazar, Alcalde Ordinario

Juicio de sucesión y concurso de acreedores de Alonso…

Juicio de sucesión y concurso de acreedores de Alonso Moreno, mercader vecino de la villa de Pozo Blanco, en los reinos de España, jurisdicción de la ciudad de Córdoba. El Alcalde Ordinario inicia el juicio de sucesión y el concurso de acreedores, nombra defensor de los bienes del difunto a Don Antonio Hurtado de Mendoza, pues murió sin herederos el dicho Alonso Moreno, y el defensor de los bienes nombrado, ciñéndose al testamento, va cobrando todas las cantidades que le debían al difunto y pagando a la vez todas las deudas.

Luís Antonio de Salazar Betancur, Alcalde Ordinario

Juicio de sucesión y concurso de acreedores de Domingo…

Juicio de sucesión y concurso de acreedores de Domingo Calderón, mercader, natural de las Montañas, en los reinos de España, quien viniendo de Santafé a Popayán con unos géneros pertenecientes a Martín Ayerve y a Antonio Chacón, vecinos de Tunja, falleció en Malvasá de una pulmonía que padecía echando sangre por la boca. Como los géneros que traía el difunto no eran, suyos, pues los dichos mercaderes de Tunja se los habían dado para que los vendiese por cuenta suya el Gobernador manda que se depositen en el depositario general, hasta que sus dueños las reclamen. De los pocos bienes del difunto se pagan los gastos de su entierro que se efectuó en la iglesia del pueblo de Pulindará.

Jerónimo de Berrío, Gobernador y Capitán General

Mortuoria de Manuel de Tolosa…

Mortuoria de Manuel de Tolosa, quien al parecer murió en Alto de Topa, jurisdicción de la ciudad de la Plata. Su albacea testamentario, Capitán Diego del Campo Salazar, envía los bienes del dicho Manuel de Tolosa al Teniente de Gobernador de Popayán, quien los pidió a solicitud de las herederas del difunto, Marcela Gallegos, su madre, y Juana Fernández de Mota, su mujer. Al fin de los avalúos está la siguiente nota: Compusieronse las partes herederas y partieron entre si.

Francisco Hurtado del Águila, Teniente General

Juicio de sucesión de Antonio López Pardo…

Juicio de sucesión de Antonio López Pardo, quien, a más de las partes que legítimamente les corresponde a sus hijos, deja 700 patacones en poder de Don Francisco de Arboleda Salazar para el mantenimiento de sus nietos, menores, hijos de Doña María López. Pero esta cantidad se le adjudica al Bachiller Dr. Don Jerónimo López, Presbítero hijo legítimo y coheredero del difunto Antonio López Pardo, por alegar éste que su padre hizo la repartición de sus bienes en vida y que a él nada le había correspondido. Fallecido el dicho Bachiller, Doña María López reclama los 700 patacones que se le habían adjudicado y se reparten entre sus hijos.

Francisco de Arboleda Salazar

Oposición de José Bermúdez Becerra a los bienes de…

Oposición de José Bermúdez Becerra a los bienes de Gregorio de Guevara, difunto, para que de estos se le paguen 120 patacones que el dicho difunto le debía. Manuela Cobo de Higueras, viuda del expresado Guevara, dice que los bienes que éste dejó son los que ella aportó al matrimonio y los que ganó con su trabajo personal. Seguido el pleito el Alcalde Ordinario, Sgto. Mayor Don Gonzalo de Arboleda Salazar, falla en favor de Bermúdez obligando a Manuela de Higueras le pague los 120 patacones con tres días de plazo, si no se le sacarán a remate las casas y solar que dejó Guevara. Se interpone apelación ante el Cabildo de la ciudad, la cual no es concedida por el Alcalde.

José Bermúdez Becerra

Petición de Maestro José de Andrada hijo legítimo de…

Petición de Maestro José de Andrada hijo legítimo de Josefa Navarro, para que se nombre albacea testamentario y se haga el inventario y avalúo de los bienes que quedaron por fin y muerte de su madre, la cual lo nombró su heredero universal. Al hacer estas diligencias se nota la falta de unos objetos y alhajas por lo que el dicho Maestro pone demanda contra Bartola Mejía de Toro, su tía, en cuyo poder quedaron, hasta que se nombró albacea, los bienes de la difunta, a lo que contesta Bartola Mejía diciendo que la demanda es injusta y calumniosa, y que se debe a la mala voluntad que tiene su parentela contra su marido Santiago Romo, por motivos familiares y que por tanto se debe imponer al dicho maestro perpetuo... silencio. Falta en los autos la sentencia.

José de Andrada, Presbítero

Petición presentada al Gobernador y Comandante General de Popayán…

Petición presentada al Gobernador y Comandante General de Popayán por don Joaquín Rodríguez, marido de Doña María Manuela González de la Pinilla, difunta, de quién había tenido una hija llamada Doña. María Josefa, para que se le pagasen por el Capitán Don Tomás Ruiz de Quijano y Don Juan Antonio de Ibarra, deudores a la testamentaria de su suegro Don Francisco González de la Penilla, vecino que fue de Santafé, 729 pesos 2 ¾ reales que faltaban para cubrir la legitima de su mujer, como consta de los documentos presentados, lo que obtuvo. Años después Doña Maria Manuela Romero, viuda del expresado Don Francisco González de la Penilla, reclamó por medio de su apoderado, la legitima de su hija Doña María Manuela y pidió que se le pagara de la hijuela paterna que le correspondiera a su yerno Don Joaquín Rodríguez. Entre los documentos que éste presentó figura una copia auténtica de los, inventarios y avalúos, y las cuentas de la testamentaria de su suegro. Este, en su tienda en Santafé, tenía gran cantidad de libros de historia de devoción y literarios, como las novelas de Montalbán, las obras de Gracilazo de la Vega y Fray Luís de Granada, la historia de las revoluciones de Portugal, la historia de la Florida, Teología 'Moral, Guía de Pecadores, Vida y Obras de San Francisco de Sales, etc.

Joaquín Rodríguez

Testamento de Doña María del Campo Salazar…

Testamento de Doña María del Campo Salazar, hija del Capitán Diego del Campo Salazar y de Doña Luisa de Avilés, y mujer legítima del Capitán Don Diego de Velasco Noguera, de quién tuvo, único hijo, a Don José de Velasco Noguera. Abierto el testamento de la difunta, su marido, al cual había nombrado albaceas y como padre y tutor legítimo del expresado Don José, menor, pidió que se le entregaran los bienes de su mujer sin beneficio de inventario, obligándose a pagar las deudas que hubiera y las mandas piadosas, como lo hizo.

Diego de Velasco Noguera, Capitán

Causa Mortuoria del Ilustrísimo…

Causa Mortuoria del Ilustrísimo. Señor. Doctor. Don Cristóbal Bernaldo de Quirós, Obispo que fue de Popayán, seguida de oficio por el Gobernador Don Jerónimo de Berrío. Este, según el auto cabeza del Proceso, pasó el 11 de mayo de 1682 al palacio episcopal de su Señoría Ilustrísima, quién murió ese mismo día “como a las tres de la tarde”, y antes de que falleciera, recogió las llaves de los escritorios, cajas y alacenas y las guardó en su poder. Luego se tomaron las declaraciones de los testigos que firmaron el testamento del expresado Señor. Obispo, el cual encabeza los autos, y el escribano Félix de Espinosa, certifica haber pasado el 12 como a las ocho del día poco más o menos según la disposición del sol al palacio episcopal y haber visto en la sala principal el cuerpo difunto de dicho Señor. Obispo, tendido en una alfombra, rodeado de cuatro velas de cera encendidas, vestido de pontifical morado, con su mitra, báculo y zapatos de tela morada. El 19 de ese mismo mes se empezaron los inventarios y luego se procedió a vender en pública almoneda los bienes que se podían deteriorar o perder, en consideración a que el caudal del Ilustrísimo Señor Bernardo de Quirós no alcanzaba a la mitad de lo que debía. Entre los bienes inventariados figuran dos petacas de libros, bastantes joyas, ornamentos, 1255 pesos de oro fundido y marcado, y, como cosa curiosa, una silla de manos, pequeña, de encerado, con vidrieras y aforrada por de dentro en damasco carmes y un cojín para el asiento de lo mismo.

Jerónimo de Berrío, Gobernador de Popayán

Mortuoria de Ursula de Arroyo…

Mortuoria de Ursula de Arroyo, mujer legítima de Juan Antonio de Martos, difunto, residente en el sitio de Mercaderes (Valle de Patía) jurisdicción de Almaguer Emprendida la causa por el Alcalde Ordinario de esta dicha ciudad se hicieron los inventarios y avalúos que quedaron por la muerte de la expresada Ursula de Arroyo, y resueltos los artículos suscitados entre los herederos de sus dos hijos Diego y Francisco de Martos, difuntos, se pasó a hacer la partición de sus bienes. Doña Sebastiana de Santa Ana, abadesa del Convento de Nuestra. Señora de la Concepción de Pasto demandó a la testamentaría de los referidos Ursula de Arroyo y Juan Antonio de Martos por los derechos que sobre sus bienes alegaba que tenía como heredera universal del Comisario Antonio Ruiz Navarrete, Presbítero

Antonia de Paz Antonio de Martos

Juicio de sucesión del Capitán Lorenzo Fernández de Monterrey…

Juicio de sucesión del Capitán Lorenzo Fernández de Monterrey quién falleció en Popayán el 29 de septiembre de 1702, dejó cinco hijos naturales llamados Jerónimo, Juana, Marcela, Catalina y Lorenzo de Monterrey, que tuvo antes de su matrimonio con Doña Antonia Díaz Blanco de Potes, vecina de Buga, de quién no tuvo ningún hijo. Nombró por sus albaceas al Doctor Don Agustín de Mosquera Figueroa, Presbítero, su sobrino, a su hijo el Maestro Lorenzo de Monterrey, Presbítero y a su yerno Jerónimo Francisco Ponce de Mondragón. Abierta la causa por el Alcalde Ordinario de Popayán Don Alonso Javier Daza Ladrón de Guevara, se Procedió a formar los inventarios de los bienes que dejó el difunto así en Buga como en Popayán y se pasaron a practicar las correspondientes avalúos. Hacen oposición a los bienes de la testamentaria entre otros la viuda por su dote y gananciales; el Licenciado José de Sea y Silva, Presbítero, por un principal de 300 patacones de un censo que el difunto fundó a su favor para que pudiera ordenarse, y otros. Se hicieron las hijuelas de división y partición y a la viuda le tocaron por razón de su dote y gananciales 19297 patacones 5.reales y a cada uno de los hijos naturales 498 patacones En esta causa se introdujeron innumerables artículos que la volvieron interminables primero sobre la cuantía de la dote de la viuda, en el que al fin los albaceas y ésta se transaron en 5677 patacones 6 reales; luego sobre los derechos que reclamaron los depositarios de los bienes que los albaceas estimaron muy elevados, etc.

Antonia Díaz Blanco de Potes

Juicio de sucesión de Paula de Valverde…

Juicio de sucesión de Paula de Valverde, vecina de Popayán, viuda de Juan de Castro, español, de quién tuvo dos hijas llamadas María y Leonor de Castro, a quienes nombra por sus albaceas y herederas. Asimismo declara que tuvo una hija natural llamada Juan de San Sebastián, que era monja del Monasterio de la Encarnación. Abierta la causa por el Alcalde Ordinario se hacen los inventarios y avalúos de los bienes de la difunta y luego, sin contradicción alguna, las hijuelas de división y partición: llevó cada una de las herederas 139 patacones 5 reales.

María de Castro

Juicio de sucesión del Maestro Lorenzo Fernández de Monterrey…

Juicio de sucesión del Maestro Lorenzo Fernández de Monterrey, Presbítero, vecino de Popayán hijo natural del Capitán Lorenzo Fernández de Monterrey y de Francisca Barbosa, vecina de la ciudad de Buga y quién falleció en la expresada de Popayán en la primera mitad del mes de junio de 1705. Abierta la causa por el Alcalde Ordinario Don Gaspar de Borja y Ezpeleta se hacen los inventarios y avalúos de los bienes del difunto con citación de los albaceas que lo eran el Doctor Don , Agustín de Mosquera Figueroa y Jerónimo Francisco Ponce de Mondragón. Formadas luego las hijuelas de división y partición se entregan al apoderado de Francisca Barbosa, heredera del difunto Maestro Fernández de Monterrey, los bienes que éste dejó, y se obliga a pagar las deudas de la testamentaría.

Francisca Barbosa

Causa Mortuoria de Pedro Pérez Lucero…

Causa Mortuoria de Pedro Pérez Lucero, vecino de Popayán y quién falleció en dicha ciudad la noche del 23 de junio de 1706. Nombró por sus albaceas a su mujer Isabel de Hernández y a su yerno Diego Fernández. Abierta la causa por el Alcalde Ordinario Don Manuel Fernández de Belalcázar, se hicieron los inventarios de los bienes del difunto, a los cuales se opusieron la viuda por su dote de 1409 patacones y las gananciales; el Licenciado Francisco Quintero Príncipe, cura rector de la Catedral y mayordomo de la Cofradía de las Benditas Animas por más de 70 patacones que debía Luís Pérez, difunto, (hermano del expresado Pedro Pérez y de quién éste había sido albacea y tenedor de bienes) a la dicha Cofradía del arrendamiento de la tienda en que vivió, y otros. La causa está inconclusa.

Francisco Quintero Príncipe, Licenciado

Causa…

Causa Mortuoria de Antonio Mauricio Ortiz vecino de Buga quién instituyó por heredera universal de todos sus bienes a su madre Doña Isabel de Arce Camargo. Iniciada la causa por el Alcalde Ordinario de dicha ciudad de Buga se mandaron hacer los inventarios de los bienes del difunto. Hicieron oposición a sus bienes varios acreedores entre ellos su viuda Doña Clara Díaz Blanco de Potes, quién reclamó el dinero necesario para sus lutos, un esclavo, la cama del difunto y otras cosas y se transó luego con su suegra y el albacea que lo era el Sargento. Mayor. Francisco Holguín Pantoja, en 100 patacones; Francisco Ortiz de Santa Cruz, hijo natural del difunto, quién demandó un negro esclavo que decía que su padre le había donado verbalmente en vida; Francisco Rodríguez de Miranda por la suma de más de 700 patacones que decía que costeó Doña Catalina de Arce Camargo, su madre, en los alimentos y vestuario de Doña Isabel de Arce Camargo, madre del dicho Antonio Mauricio; Don Pedro de Lenis por los frutos de miel, maíces, y plátanos que le (debía) de diezmos del tiempo que fue arrendador de este ramo el dicho Antonio Mauricio etc. etc. Seguida la causa en el auto definitivo manda el Alcalde Ordinario de Buga que se paguen todas las deudas del difunto excepto las que reclamaban Francisco Rodríguez de Miranda y Francisco Ortiz de Santa Cruz, quién apela para ante el Gobernador de Popayán, Don Baltasar Carlos Pérez de Viveros, Marqués de San Miguel de la Vega.

Clara Díaz Blanco de Potes

Juicio de sucesión de Juan Martínez Roldán…

Juicio de sucesión de Juan Martínez Roldán, natural de la Mancha, en los reinos de España, quien falleció en Popayán el 14 de febrero de 1708, de paso por esta ciudad. En su testamento, que encabeza los autos, nombró por su albacea a Don Antonio Marengo del Campo, vecino de Santa Fe, ante quién se inventariaron, avaluaron y vendieron en pública almoneda los bienes del difunto, y con lo que produjeron se pagaron los gastos de su entierro y algunas otras pequeñas deudas que tenia. El albacea acusó entonces a Doña Jerónima Rodríguez de Ávila, alias la yegüera, en cuya casa murió el referido Martínez Roldán, de haber sustraído de los bienes de éste 400 patacones en dinero que traía, más algunas joyas y prendas de vestir, cargo éste que se comprueba después con unas declaraciones tomadas en fuerza de censuras generales, pedidas por dicho Marengo, por lo cual fue arrestada Doña Jerónima en la cárcel de esta ciudad y embargados todos sus bienes. Más adelante, y bajo fianza, fue puesta en libertad. En este estado finalizan los autos.

José de Velasco Noguera, Alcalde Ordinario de Popayán

Juicio de sucesión de José Bueno de Sancho…

Juicio de sucesión de José Bueno de Sancho, vecino de la ciudad de Cartago, que fue casado primero con Doña Isabel de la Peña y de este matrimonio nacieron Leonor, Gertrudis, Santiago, Margarita y Jacinta y después con Doña Rosa de Viterbo de Rojas, de quien tuvo por hijos legítimos a Pedro, Juan, Diego, Petrona, Santiago y Juan Bautista. Abierta la causa por el Alcalde Ordinario de dicha ciudad de Cartago se hicieron los inventarios y avalúos de los bienes del difunto, los cuales contradijeron los hijos del primer matrimonio. Hacen oposición a los bienes de la testamentaria unos pocos acreedores por cortas cantidades. Se formaron luego las hijuelas de división y partición y el Teniente de la expresada ciudad de Cartago, a quién habían apelado los referidos hijos del primer matrimonio declara en el auto final no haber lugar a lo que pretendían. El difunto había sido mayordomo de la hacienda de ganados de Nuestra. Señora de la Paz.

Francisco Matías de Figueroa

Autos de división y partición de los bienes de…

Autos de división y partición de los bienes de Don Agustín Fernández de Belalcázar y Doña Josefa Hurtado del Águila, su mujer, difuntos. Hechos los inventarios y avalúos de los expresados bienes, entre los cuales se contaban las tierras del valle de Guambía la vieja y la nueva, los llanos del otro lado del Río Cauca, las tierras de la Olleras, Polindára, Mojibío y Cajibío, etc. se procede a formar las hijuelas de división por José de Salamanca contador nombrado al efecto por los herederos. El cuerpo de bienes subió a 26.964 patacones, de los cuales deducidos 13.933 y 3 ½ reales de deudas, quedaron líquidos 13.030 patacones y 5 reales que repartidos entre los diez herederos le tocaron a cada uno 1303 patacones y ½ real. Uno de estos herederos era Don Bernabé Fernández de Belalcázar, difunto, quién casó en Pasto con Doña Catalina de Caicedo Pérez de Zúñiga, de quién tuvo tres hijas: Doña Josefa, viuda de Don Tomás de Figueredo, Doña Estefanía y Doña Micaela, menores de edad. Entre los bienes de Don Agustín y Doña Josefa, su mujer, aparece” una silla de manos, servida ya, forrada en baqueta de Santa Fe avaluada en 50 patacones

Herederos de Agustín Fernández de Belalcázar y Josefa Hurtado del Águila

Habiendo fallecido el Capitán Don Sebastián de Pastrana y…

Habiendo fallecido el Capitán Don Sebastián de Pastrana y Mármol, Visitador que fue por el Tribunal de Cuentas de Santa Fe de las Reales Cajas de la ciudad de Anserma y sus sufragáneas en la quebrada de Toro y casa de la morada del Capitán Pedro Santiago de la. Serna, jurisdicción de dicha ciudad, acudió el Alcalde Ordinario y Administrador de la Real Hacienda de ella, Don Antonio Bartolomé de Río y Malo, y en presencia del albacea del difunto, que lo era el Maestro Don Bernardino Blanco de Toro, cura vicario y juez eclesiástico de la ciudad de Toro, procedió a hacer los inventarios y avalúos de los bienes que dejó. Vendidos éstos en pública subasta y después de quedar satisfecha la Real Hacienda de los caudales que había recaudado el difunto en las provincias de Citará, Novita y el Chocó, se pasó a pagar a sus acreedores. Una vez hecho esto se embargaron el resto de sus bienes y se remitieron a la Real Audiencia de Santa Fe por orden suya.

Real Hacienda Diego Martín Morales y Cifuentes

Juicio de sucesión de Miguel García Pacheco mercader…

Juicio de sucesión de Miguel García Pacheco mercader, quién murió en Popayán el 6 de diciembre de 1711 y dejó por sus albaceas a su hermano Bernardo Pacheco y a su cuñado Manuel Gamboa. Hecho el inventario de los bienes del difunto y pagados los gastos de su entierro y funeral, se procede a liquidar cuentas de la compañía que tuvo el difunto con su cuñado para beneficiar 4000 libras de tabaco en polvo y alguna ropa de la tierra que compraron en Santa Fe y acabaron de vender en Quito, liquidación por la cual resulta alcanzado el difunto a favor del dicho Manuel Gamboa en 453 patacones y 7 reales, que el Teniente de Gobernador de Popayán, juez de esta causa, manda se paguen adjudicándosele una mulata que dejó el difunto Miguel García Pacheco, de la cual “hace gracia y Donación a Jerónima Daza, su hermana, viuda del expresado Miguel García Pacheco.

Bernardo Pacheco

Juicio de sucesión de Diego Francisco de Sandoval…

Juicio de sucesión de Diego Francisco de Sandoval, vecino de la ciudad de Caloto, seguido ante el Alcalde Ordinario de aquella ciudad Don Melchor Sánchez de Sala. En su testamento el difunto declara ser hijo legítimo del Capitán Juan Francisco de Sandoval y de Doña Agustina de Mendoza y que fue casado con Catalina de Higueras, natural de Popayán, de quien tuvo por hijos legítimos a Diego, Josefa y Javier de Sandoval. Hechos los inventarios y avalúos de los bienes del difunto se pasó, de acuerdo con los albaceas que lo eran José de la Gasca e Higueras y Diego de Sandoval, a formar las hijuelas de división y partición. Deducido del cuerpo de bienes las deudas tocó a cada uno de los tres herederos 838 patacones 4 reales y 1/2, y aceptado por éstos y por los albaceas se mandó que se les pagara adjudicándoles bienes correspondientes.

Diego, Josefa

Sucesión de Juan Marín…

Sucesión de Juan Marín, hijo de Mariana Álvarez. En la memoria testamental que otorgó declara que se casó con Petrona García, siendo esta esclava, y que después la libertó, y agrega que no tuvo hijos de su matrimonio. Hechos los inventarios y avalúos de los escasos bienes del difunto, se entregan todos a su madre, excepto la silla de cabalgar llana con sus aderezos de estribos, baúles, espuelas, freno pequeño, coraza, jáquima y cojinete, avaluada en 27 patacones, que se adjudica a la viuda.

Mariana Álvarez

Juicio de sucesión de Bernarda Palta…

Juicio de sucesión de Bernarda Palta, hija de Josefa Palta y mujer legítima de Tomás de la Cruz. Hecho el inventario y avalúo de los bienes de la difunta que alcanzaron a 210 patacones y 2 reales acordaron la dicha su madre y su marido repartírselos entre si extrajudicialmente. Aprobado por el Alcalde Ordinario Don García Hurtado de Olarte el convenio celebrado entre suegra y yerno, declara concluida la causa.

Josefa Palta Tomás de la Cruz

Resultados 1 a 25 de 2191