Mostrando 50 resultados

Descripción archivística
Barbacoas Minas
Opciones avanzadas de búsqueda
Imprimir vista previa Hierarchy Ver :

Comisión que Ubillús da a Portocarrero…

Comisión que Ubillús da a Portocarrero, “como a persona buena, puntual y competente, para que pida a los mineros del real de minas de Timbiquí los libros de, sacas de oro que tuvieren” y haga las cobranzas respectivas en este ramo y en otros.

Bernandino Pérez de Ubillús, Tesorero y Oficial Real

Memoria…

“Memoria, cuenta y razón, de las sacas de oro que a avido en esta ciudad de Santa María del Puerto, desde primero de enero de 1684 que comenzó a usar la comisión que el Sr. Don Jerónimo de Berrío y Mendoza, Caballero de la orden de Santiago, Gobernador y Capitán General me dio” para que ningún minero lave molinos sin mi asistencia. Y asimismo constan las sacas de oro que han tenido desde 22 de Noviembre de 1682 hasta fin del dicho de 1683, que es el tiempo del gueco, después que se fue Don Francisco Hurtado”.

Real…

Real provisión del Tribunal en que manda a los Oficiales Reales le envíen las matrículas de las minas y negros que hubiere en el territorio de su jurisdicción, para el encabezamiento o arrendamiento de los quintos reales dispuesto por real cédula y matrículas de las minas y cuadrillas de “negros esclavos de la Provincia de Barbacoas, hechas por el Tesorero don Juan de Messa” y por sus comisionados de la ciudad de Santa Bárbara.

Tribunal de Cuentas de Santafé

Despacho…

Despacho de la Junta de Real Hacienda en que se transcribe el auto por ella proveído sobre la obligación en que estaban los mineros y dueños de cuadrillas de negros de manifestar sus libros de sacas de oro y si no los tuvieran, de declarar bajo juramento las que hubieren hecho, para los efectos del despacho del Virrey Eslava, que se inserta, y declaraciones que en cumplimiento de esto se toman en Barbacoas etc.

Felipe Antonio Martínez Valdés, Oficial Real

Reales…

Reales provisiones de la Audiencia de Quito expedidas en virtud de lo informado y obrado en las provincias de Barbacoas y Timbiquí por el Gobernador de Popayán Marqués de San Miguel de la Vega, sobre el descenso de los reales quintos en esas provincias y as medidas que al respecto creía el Gobernador debían adoptarse y que se adoptaron por la segunda provisión de dicha Audiencia, en vista del aumento que dio el prorrateo y numeración de esclavos y peones de las minas y que en virtud de la primera provisión Real, se hizo con cada dueño para componerse con él, a fin de determinar la cantidad fija que anualmente pagaría por su respectiva mina dado el número de peone s que en ella trabajaban y lo que esta producía. Se componen, entre otros, el Maestre Don Melchor de Estacio Amaral, por su mina de San Ildefonso, en Barbacoas y otra “por entablar”; Tomás de León; Doña Teresa de Portocarrero, con asistencia de su marido don George Rodríguez de Chaves, por su mina Ntra. Señora de Atocha; Don Juan de Godoy y Prado, por la de Santa Rosa; Don Juan Becerra Ortiz, por la de Nuestra Señora de Guápulo etc. A continuación, de la primera provisión van los autos proveídos por el marqués.

Baltasar-Carlos Pérez de Vivero y de la Vega (Marques de San Miguel de la Vega), Gobernador y Capitán General de Popayán (1707-1713)

Expediente sobre la mina de la Soledad…

Expediente sobre la mina de la Soledad, que por la información que hace levantar D. Nicolás de Quiñones, consta fue descubierta por él, siendo menor de edad el año de 1769 y que por esto se hizo el registro y entables en que el emprendió, en nombre de su padre el Sargento Mayor Don Juan de Quiñones quien en Noviembre de 1776, le otorgó escritura de gracia y donación del terreno y trozo de la dicha mina de la Soledad que media entre uno de los brazos de la Quebrada de Gualpipi, en cuya cabecera tiene cogido un estanque el dicho su hijo con el nombre de Nuestra Señora de los Dolores, por el un costado, y por el otro con la Quebrada y vertiente principal del Corozal, designándole por linderos las dichas dos quebradas del brazo de Gualpipi y la del Corozal, en cuyo intermedio tiene el referido Don Nicolás, su hijo, a sus expensas sus entables de estanques, acequias y lavores... escritura esta cuya copia aparece dada a petición de Don Nicolás, junto con la información arriba expresada bajo el título Pruebas del Albacea señor Agustín Estupiñán.

Nicolás de Quiñones y Cienfuegos, Alférez Real de Barbacoas

Informe de los ensayadores de la Real Casa de…

Informe de los ensayadores de la Real Casa de Moneda de Popayán, expedido en cumplimiento de un oficio que Don José de Ezpeleta, Virrey de la Nueva Granada, dirigió al Gobernador de Popayán. En él se detalla la ley del oro que se extraía de todas las minas de la provincia, y se acompaña de un mapa del Real de Minas de San Juan. Petición eleva da por el Procurador General y el Gremio de mineros de Barbacoas al Teniente de dicha ciudad para solicitar se destinen los vagos de aquel partido a poblar la costa esta petición fue remitida al Virrey por el referido Teniente a fin de que proveyese lo conveniente, y el Virrey la remite al Gobernador para que éste ventile el asunto por el mejor conocimiento que tiene del territorio.

José Manuel de Espeleta, Virrey de Nueva Granada (1789-1796)

Copia presentada del expediente seguido en la donación…

Copia presentada del expediente seguido en la donación hecha por Don Juan de Quiñones a su hijo legítimo el capitán Pedro Miguel de Quiñones, del terreno que "a fuerza de su industria, trabajo y dedicación, tenía establecido en la jurisdicción de Barbacoas, cogido estanques y principios (roto, dice la copia) los principios de la mina de la Soledad (roto, dice la copia) de la Quebrada de Pimbisito y cabeceras del Panambi, hasta su primer (aquí está rota la copia) cruz y señal (rota la copia) las cabeceras de dicho Pimbisito divide por la señal, en la cuchilla hasta las (rota la copia), esta para que al tasar las tierras y repartirlas entre los herederos, después de su muerte, se respetaran los derechos de su hijo Pedro Miguel, sobre "los entables y descubrimientos" que éste había hecho, sin perjuicio de los demás, con la condición de que Pedro Miguel, pidiese después de la muerte de Don Juan, posesión judicial de dichas "sus tierras", ante cualquier juez. Pedro Miguel, cumpliendo con lo pedido por su padre, procedió a arreglar la posesión de sus bienes heredados, a lo cual se opuso su madre Doña Casilda Cabezas, mujer y albacea de Don Juan, pidiendo al contrario que fuese anulada la donación que su marido hiciere a su hijo Pedro Miguel, antes de su muerte.

José Miguel Álvarez, apoderado de Mariano Ángel de Quiñones y Cabezas, presbítero

Autos seguidos por Don Pedro Miguel de Quiñones y…

Autos seguidos por Don Pedro Miguel de Quiñones y Cienfuegos, vecino de Barbacoas, ante el Excelentísimo Sr. Presidente de la Provincia de Quito, contra Don Francisco Gregorio de Angulo, teniente gobernador de Barbacoas, por el despojo que éste le hiciera de la mina y tierras de "Gigiman", aprovechando su ausencia, trabajando en dicha mina" con pretexto de que lo hace en la de él", como lo prueban las cartas de Don Juan Bautista Otarola, minero del citado Angulo. En Quito se ordenó llevar este litigio ante los Jueces de lo Contencioso, a lo cual se opuso Quiñones, puesto que aquello era poner la demanda ante el mismo demandado. En vista de esto, Don Toribio Montes, Caballero de la Orden de Santiago... etc. y presidente de Quito "por su Majestad. Don Fernando VII", libro un despacho en forma, para que Don Manuel González de San Pedro, observando previamente las prevenciones de la Constitución Nacional, procediese en la querella de Don Miguel de Quiñones y Cienfuegos.

Pedro Miguel de Quiñones y Cienfuegos

Agustín Estupiñán, albacea testamentario del Alférez Real que…

Agustín Estupiñán, albacea testamentario del Alférez Real que fue de este ilustre Cabildo, Nicolás de Quiñones y Cienfuegos, en los autos con el Presbítero Mariano Ángel de Quiñones y Cabezas, apoderado de su padre el capitán Pedro Miguel de Quiñones y Cienfuegos, en el litis sobre daños y perjuicios de la legítima propiedad de tierras minerales en la jurisdicción de Barbacoas, presentó como prueba a favor de su parte, una copia del expediente seguido entre el Alférez Real Nicolás y su madre Casilda Cabezas, contra el Capitán Pedro Miguel por la posesión de tierras minerales y estanque de la Concepción en la mina de la "Soledad", teniéndose en cuenta los límites más antiguos.

Agustín Estupiñán, albacea testamentario del Alférez Real Nicolás de Quiñones y Cienfuegos

José Miguel Álvarez, apoderado del Presbítero Mariano Ángel…

José Miguel Álvarez, apoderado del Presbítero Mariano Ángel Quiñones y Cabezas y de su padre el capitán Pedro Miguel de Quiñones y Cienfuegos, en los autos con Agustín Estupiñán, albacea del Alférez Real Nicolás Quiñones, hermano del capitán y tío del Presbítero, sobre "legítima propiedad de tierras minerales" en el "juicio de tachas", presentó ante el alcalde municipal 2º de Barbacoas, Rincón, la lista de los testigos que a favor de su parte declararon, con una descripción de sus buenas cualidades, con declaraciones de otros testigos que presentó dicho Álvarez, que confirmaron en dichas cualidades, conocer a las personas que las poseían.

José Miguel Álvarez, apoderado de Mariano Ángel de Quiñones y Cabezas, presbítero

Agustín Estupiñán, albacea testamentario del Alférez Real Nicolás…

Agustín Estupiñán, albacea testamentario del Alférez Real Nicolás de Quiñones y Cienfuegos, en los autos con el Presbítero Mariano Ángel de Quiñones y Cabezas, apoderado de su padre el capitán Pedro Miguel de Quiñones y Cienfuegos en el litis sobre "daños y perjuicios" de la legítima propiedad de tierras minerales, presentó dicho Estupiñán como pruebas a favor de su parte una copia de la Real Provisión dada en la Real Audiencia de Quito en nombre de Don Carlos IV de España, en el litis que aquí se llevó a cabo entre Don Juan de Quiñones y Cienfuegos, padre del Alférez y del Capitán Quiñones y el negro libre Tiburcio Ortiz, por la posesión de los terrenos de la mina de "Corosal"; en la mencionada Provisión, se declaraban dichos terrenos con todo el oro producido, como de propiedad de los herederos de Don Juan de Quiñones, y a los sujetos extraños a la extracción, como lo eran los herederos de Ortiz; les prohibía que formasen de nuevo pleito para no pagar. Acompaña una copia del acto de posesión dada a Nicolás, de las tierras del "Corosal", en la forma siguiente: "En cuya virtud quedó posesionado desde el brazo 2º del "Gualpipi", ver mapa Sig. 5632 por un costado hasta el otro que va a terminar en tierras de Don Miguel Quiñones, en el estanque de Concepción, por el centro, con el desembarque que hace la quebrada, con sola la de "Pimbisito" y por el frente, "la Soledad".

Agustín Estupiñán, albacea testamentario del Alférez Real Nicolás de Quiñones y Cienfuegos

Miguel Álvarez, apoderado del Presbítero Mariano Ángel de…

Miguel Álvarez, apoderado del Presbítero Mariano Ángel de Quiñones y Cabezas, hijo éste del Capitán Pedro Miguel de Quiñones y Cienfuegos, ante el alcalde Municipal 2º de Barbacoas, Manuel José Rivera, presentó un mapa (folio 5º) en colores, con ríos como el Telembí, el Maquí, los dos brazos del Gualpipi", caminos, minas como las de "San Francisco o Rosalía" y "Pimbí", haciendas de la Soledad de María y Soledad de la Loma", etc., tierras éstas, pertenecientes a la jurisdicción de Barbacoas que terminaba en la mina de la Soledad y las correspondidas entre los ríos: Telembí al Oriente, sobre el cual se halla Barbacoas y el Manquí al Occidente; para que declarasen sobre dicho mapa los testigos que presentaba a declarar y se diese cumplimiento a la sentencia que aparece en el 1er. cuadernillo, del expediente (v. Signatura: anterior) promovido por Quiñones contra Agustín Estupiñán, albacea de su tío Nicolás de Quiñones, sobre "propiedad de tierras minerales y corte de Naguare". Se llamaron los testigos que presentaron las partes, y éstos dieron una descripción detallada del plano. Se nombraron "veedores" para efectuar "vista de ojos" a las tierras minerales disputadas, para reconocer la propiedad de cada uno, de acuerdo con los linderos que la circunscribieron desde su antigüedad; entre otros linderos está "el estanque de la Concepción", la mina de Alegría y el corte Naguare, en donde se concentraba la mayoría de los obreros para que trabajasen y cuyo mineraje lo pagó siempre el Capitán Quiñones y nunca el Alférez Real Quiñones, cuyos sucesores lo reclamaban en este litis sobre propiedades legítimas de tierras minerales. En este documento se encuentran todas las declaraciones presentadas en el juicio para probar su derecho sobre la mina, el Presbítero Mariano Ángel de Quiñones y Cabezas.

Miguel Álvarez, apoderado de Presbítero Mariano Ángel Quiñones y Cabezas, hijo del Capitán Miguel de Quiñones y Cienfuegos

Agustín Estupiñán, albacea testamentario del Alférez Real Nicolás…

Agustín Estupiñán, albacea testamentario del Alférez Real Nicolás Quiñones en los autos con el hermano de éste, el capitán Pedro Miguel de Quiñones y Cienfuegos, sobre "daños y perjuicios", declaró dicho Estupiñan en este cuadernillo "las tachas" que le encontró a todos y cada uno de los 24 testigos presentados por el capitán en el cuaderno nº 2. Sig. 5632, como también a los documentos, entre otros, al mapa, por faltarle el principal lindero en el "delineado desde el estanque Sacramento, situado en la cabecera de la quebrada Consolación, contiguo a 1os de San Nicolás y Santa Gertrudis, hasta la Cruz y zanja del Pimbisito y Panambí, considerado por el albacea como esencial para el "descubrimiento de la verdad". José Miguel Álvarez, apoderado de capitán, defendió a los testigos, refutando las "tachas" que se le imputaba prometiendo presentar otro mapa; más el albacea de Nicolás presentó testigos que confirmaron las tachas mencionadas.

Agustín Estupiñán, albacea de Alférez Real Nicolás Quiñones

Agustín Estupiñán…

Agustín Estupiñán, albacea testamentario del Alférez Real Nicolás Quiñones, en los autos con el apoderado del Presbítero Mariano Ángel Quiñones y del padre de éste, el capitán Pedro Miguel de Quiñones y Cienfuegos, en los autos sobre "daños y perjuicios" en la "legítima propiedad de las tierras minerales", que se peleaban; dicho albacea se presentó ante el Alcalde Municipal 2º de Barbacoas, Rincón, durante el "juicio de tachas", con la lista de los testigos, que a favor de su parte, declararon, con una descripción de sus buenas cualidades, y con declaraciones de testigos que las confirmaban por conocer a las personas a las cuales se les atribuían.

Agustín Estupiñán, albacea de Alférez Real Nicolás Quiñones

José Miguel Álvarez, apoderado del Presbítero Mariano Ángel…

José Miguel Álvarez, apoderado del Presbítero Mariano Ángel Quiñones y Cabezas y del padre de éste, el capitán Pedro Miguel Quiñones y Cienfuegos en los autos con el albacea testamentario del Alférez Real, Nicolás Quiñones, hermano del capitán y tío del Presbítero, sobre "legítima propiedad de tierras minerales", declarando las "Tachas" que le encontrará a todos y a cada uno de los testigos presentados por dicho albacea, Agustín Estupiñán, lo mismo que a los documentos del documento Nº 3. Ver Sig. 5633, presentando testigos para las "Pruebas de las tachas".

José Miguel Álvarez, apoderado de Mariano Ángel Quiñones y Cabezas, presbítero, y de su padre el Capitán Pedro Miguel Quiñones y Cienfuegos

José Miguel Álvarez, como apoderado del Presbítero Mariano…

José Miguel Álvarez, como apoderado del Presbítero Mariano Ángel Quiñones y Cabezas y del padre de éste, el capitán Pedro Miguel de Quiñones y Cienfuegos, en los autos seguidos contra el Sr. Agustín Estupiñán, albacea testamentario del Alférez Real que fue de este Ilustre Cabildo, Nicolás Quiñones y Cienfuegos, hermano del capitán sobre daños y perjuicios en el litigio por "legítima propiedad de tierras minerales" de la jurisdicción de Barbacoas, presentando, el mencionado Álvarez, como prueba de que las tierras disputadas de la mina de la Soledad, el Estanque de Sacramento, cuchillas quebradas, labores y amojonamientos, pertenecían a su parte, una copia de la causa mortuoria de Doña Casilda Cabezas, mujer que fuera de Don Juan de Quiñones, padres de Don Tomás, Don Agustín, Doctor Don Manuel, Doña María Isabel, Don Nicolás, Doña Gabriela, Fray Luis, Doña María Tomasa, Doctor Rafael, Don José, Don Miguel, Doña María y Doña Rosa, la mayoría de los cuales, con herederos. El testamento presentado hecho "por poder", por Nicolás, aclara que deben repartir los bienes de la Sra. Casilda entre sus herederos "menos aquellos en que tenía sus labores de minas (Nicolás) por haberlos construido y costeado éste". Aparecen además, un inventario y avalúos de los bienes de dicha Casilda.

José Miguel Álvarez, apoderado de Mariano Ángel de Quiñones y Cabezas, presbítero

Agustín Estupiñán, albacea testamentario del Alférez Real que…

Agustín Estupiñán, albacea testamentario del Alférez Real que fue de este Ilustre Cabildo, Nicolás de Quiñones y Cienfuegos, en los autos con el Presbítero Mariano Ángel de Quiñones y Cabezas, apoderado de su padre el capitán, Pedro Miguel de Quiñones y Cienfuegos, en los autos sobre "daños y perjuicios" de la "legítima propiedad de tierras minerales", ante el Señor Rincón, Alcalde Municipal 2º de Barbacoas, para que se le franquease copia de las cláusulas 31, 55 y 56 del testamento de Don Juan Quiñones y la 7a. del codicilo; copia también de la tasación de la mina Soledad y de la donación de las tierras, hecha a Pedro Miguel; el alcalde ordenó se le diesen las copias pedidas, a Estupiñán. En la clausula 31 se conoce a su hija la Madre María Tomasa; los gastos de su "ingreso y profesión" a más de una dote de 1000 pesos; en la cláusula 32 que aunque no la pide Agustín, aparece en la copia que se le franqueó, reconoce a su hijo Fray Manuel, los gastos de su viaje a Madrid, para "reivindicar su honor"; en la 33, que tampoco la pidió: el principal de 1300 pesos de capellanía fundada por el Maestre de Campo Don Juan de Quiñones y Cienfuegos, marido de Doña Gregoria Ortiz de Gaviria, padres de Don Juan, y que disfruta el Doctor Don Rafael de Quiñones; en la clausula 55, mandó se hiciera la tasación de las minas de la "Soledad y las Animas" por separado, según linderos que determina, folios 5 y 6; en la cláusula 56, explica el pleito que sobre la mina de "Corosal" sostuvo con Don Francisco Gómez de la Torre y su suegra Doña Josefa de Estacio, quienes abandonaron el pleito al comprender que tenía razón Don Juan de Quiñones; en la 7a. cláusula del codicilo, corrigió el estamento en lo tocante al terreno dejado a Pedro Miguel. explicando que en ello no encontraban las tierras de la mina de las "Animas" asignado a una de sus hijas, Doña Rosa, ni el adjudicado a su hijo Nicolás en el "Corosal", ni el estanque de Concepción, ni el terreno que dedicaba a su hija Doña Gabriela. En la tasación de las tierras de la mina de Soledad, fueron avaluadas éstas en $30915. Aparece la copia del expediente seguido en la posesión otorgada a Pedro Miguel. Véase signatura anterior.

Agustín Estupiñán, albacea de Alférez Real Nicolás de Quiñones y Cienfuegos

Agustín Estupiñán, albacea testamentario del Alférez Real Nicolás…

Agustín Estupiñán, albacea testamentario del Alférez Real Nicolás Quiñones, en los autos con el Presbítero Mariano Ángel Quiñones y Cabezas, apoderado de su padre el capitán Pedro Miguel de Quiñones y Cienfuegos, sobre "daños y perjuicios" en el litis por "la legítima propiedad de unas tierras", pidiendo el citado Estupiñán en este cuadernillo al alcalde Municipal 2º de Barbacoas, Rincón, que estando la causa recibida a prueba se le franquease testimonio de lo actuado sobre la recusa del escribano Manuel María Guevara, lo que así se hizo, acompañando esta petición una Copia de los autos seguidos en la recusación del escribano Manuel María Guevara.

Agustín Estupiñán, albacea testamentario del Alférez Real Nicolás Quiñones

José Miguel Álvarez, apoderado del Presbítero, Mariano Ángel…

José Miguel Álvarez, apoderado del Presbítero, Mariano Ángel de Quiñones y Cabezas y del padre de éste, el capitán Pedro Miguel de Quiñones y Cienfuegos, en los autos seguidos con el Sr Agustín Estupiñán, albacea testamentario del Alférez Real, Nicolás de Quiñones y Cienfuegos, hermano del capitán, en el litis que sobre daños y perjuicios, por legítima propiedad de tierras minerales, sostenían en el municipio de Barbacoas, pidió ante el alcalde municipal 2º de dicho municipio Rincón, se le diesen copias del expediente promovido por Don Juan de Quiñones contra el negro libre Tiburcio Ortiz en la confrontación de mapas que ambos presentaron para justificar y reclamar los linderos que cada cual alegaba como verdaderos entre las minas de la Soledad, de propiedad de Quiñones y la de "Bolsilla" de Tiburcio; el Alcalde concedió la petición y aparece en este cuadernillo la copia referida al pleito mencionado, a más de una copia del testamento de Don Juan de Quiñones y Cienfuegos que consta de 77 cláusulas y una del codicilo del mismo con 17 cláusulas; la copia del expediente seguido entre Doña Gabriela Quiñones y Cienfuegos y sus hermanos Nicolás y Pedro Miguel para que le reconociesen el derecho que como heredera y por disposición testamental, le correspondía en la mina "Alegría", comprendida en el recinto de la "Soledad"; es ésta, otra copia que acompaña a los anteriores en este documento y que Álvarez, quiso presentar como pruebas a favor de su parte.

José Miguel Álvarez, apoderado de Presbítero Mariano Ángel de Quiñones

Agustín Estupiñán, albacea del Alférez Real Nicolás Quiñones,…

Agustín Estupiñán, albacea del Alférez Real Nicolás Quiñones, ante el alcalde de Barbacoas en el litis sobre "propiedades legítimas, de tierras minerales" entablado por el Capitán Pedro Miguel Quiñones y Cienfuegos, para que se le diese posesión de la mina de Soledad y se le reparen los daños y perjuicios sufridos por el despojo del estanque del "Sacramento", de que fue víctima, hecho por su hermano Nicolás. Estupiñán pidió los autos seguidos por el capitán contra su madre Doña Casilda Cabezas y contra los herederos de Juan de Quiñones para comprobar con testigos, que dicha mina, con sus estanques, cuchillas, quebradas, labores, terrenos y amojonamientos pertenecía a la testamentaría de Nicolás, por donación que de ella le hizo su padre, dicho Juan de Quiñones. En este documento se encuentran las declaraciones presentadas por Agustín Estupiñán, albacea de Nicolás Quiñones, en el juicio para comprobar la propiedad de la mina.

El albacea de Alférez Real Nicolás Quiñones, Agustín Estupiñán

Expediente promovido ante el alcalde municipal 1º de…

Expediente promovido ante el alcalde municipal 1º de Barbacoas, Mariano Dalgo, por el Presbítero Mariano Ángel de Quiñones y Cabezas, apoderado de su padre el capitán de Milicias, Pedro Miguel Quiñones y Cienfuegos, contra la testamentaría de su tío el Alférez Real Don Nicolás Quiñones y Cienfuegos, para que le fueran devueltas las tierras que como lo declaran los testigos que presentó, le fueron quitadas a su padre por el hermano de éste, a la vez que hicieron suspender los trabajos que en beneficio propio adelantaba en dichas tierras el Sr. Agustín Estupiñan, albacea testamentario de Don Nicolás. El alcalde pidió "Vista de ojos alas tierras, minerales" litigadas, ordenando a las partes a nombrar cada uno su veedor o en su defecto se le fuese nombrado oficialmente, mas Estupiñan apeló de dichos autos locutorios ante la Corte Superior de Apelaciones del Departamento del Cauca; apelación que le fue concedida, enviándose el expediente a Popayán, en donde la Corte, estudiado el expediente declaró nulo todo lo actuado en Barbacoas "reponiendo la causa al estado de contestación", y condenando al Juez "que con su inversión en el procedimiento había dado motivo a esta inútil actuación", alas costas del proceso. Firmaron dicha sentencia los Sres. Ministros: Martín Rafael Clavijo, Mariano Miño e Ignacio Escobar, devolviendo el expediente a Barbacoas. El alcalde Municipal 2º, Silvestre Ortiz, dictó auto, asesorado para que se hiciese vista de ojos a las tierras minerales de "Soledad", una de las minas disputadas como las de Corozal, Naguaré y Alegría. El Señor Regidor Municipal del cantón de Barbacoas, Don José María Puente, por ausencia del alcalde Municipal, 2º, asesorado del letrado Dr. José Maya, dictó sentencia en favor del Presbítero Quiñones y de su padre, condenando a la testamentaría de Don Nicolás a la refusión (sic) de los daños y perjuicios ocasionados, a juicio de los avaluadores que nombrasen las partes, precedidas las pruebas necesarias "con expresa condenación de costas". Estupiñan interpuso apelación a esta sentencia, que le fue concedida. (Aparece una copia del documento de la "repartición de la herencia del abuelo de los Quiñones y otra del testamento de Casilda Cabezas, viuda de Don Juan Quiñones", hecho por poder, por su hijo Don Nicolás Quiñones y Cabezas.

Mariano Ángel de Quiñones y Cabezas, Apoderado de Miguel de Quiñones y Cienfuegos

Ángel Miguel de Quiñones y Cabezas, Presbítero domiciliario…

Ángel Miguel de Quiñones y Cabezas, Presbítero domiciliario de la Diócesis de Quito, apoderado de su padre, "el benemérito" coronel Pedro Miguel de Quiñones y Cienfuegos en el expediente seguido ante la Corte Superior de Justicia del Departamento del Cauca, en la apelación interpuesta por Agustín Estupiñán a la sentencia que el Juzgado 2º, con dictamen de asesor letrado, dictará en 1a. instancia a favor del 1º, en el litis que sobre propiedad de terrenos minerales, daños, y perjuicios irrogados a los intereses de los Quiñones, sostuvieran esos con Estupiñan. La Corte declaró sin lugar, por el momento la apelación interpuesta por Agustín Estupiñán.

Ángel Miguel de Quiñones y Cabezas, Presbítero, apoderado de Pedro Miguel de Quiñones y Cienfuegos

Autos promovidos ante la Corte…

Autos promovidos ante la Corte. Superior de Justicia del Cauca por Juan Francisco Hurtado, apoderado de Agustín Estupiñán, vecino de Barbacoas y albacea de Don Nicolás de Quiñones, en la apelación a la sentencia dictada en 1a. instancia a favor de Don Pedro Miguel de Quiñones y Cienfuegos, sobre ciertos derechos y propiedades en la mina de la "Soledad" que dejara el difunto Don Nicolás, y que concedida la apelación, la parte contraria en vez de quedarse tranquila pidió al Juez de Barbacoas, el embargo de las tierras de la mina, y éste dio su consentimiento, embargando algunos sitios como el de "Naquaré". Hurtado presentó un mapa (fol. 39) y un cuestionario para que le contestasen los testigos que presentaría a declarar y Quiñones presentó otro mapa (fol. 59) para que con él se practicase "vista de ojos" a las tierras de la mina, mas la parte contraria hizo constar que si el mapa era exacto, como lo aseguraban los testigos y estaba en todo de acuerdo con los terrenos del litis, no había necesidad de efectuar la vista de ojos. No obstante, la Corte ordenó al Alcalde Municipal 2º de Barbacoas efectuarla con asistencia de los peritos que nombrasen las partes. Muerto Agustín Estupiñán, sus albaceas: María Luisa Sevillano, su mujer y José María Paz hicieron valer sus derechos para continuar el pleito, presentando el testamento, en el cual dejaba como herederos a su mujer, su hija legítima, Felipa de Jesús Estupiñán y su hijo político. Aparece el mapa (fol. 135) que "se acompaña por el alcalde de Barbacoas cuando se dirigieron los autos cerrados a la secretaría de dicho cantón para la vista de ojos practicada y devuelto a Popayán con la copia de las diligencia y reconocimiento de los testigos y que corren de folios 141 a 163, en los cuales se detalla la declaración de cada uno de éstos. En la Corte, vistos los autos y estudiado el expediente se revocó la sentencia apelada, declarando definitivamente que los minerales y estanques correspondientes a Pedro Miguel de Quiñones y Cienfuegos se entienden sólo hasta el de Concepción y Cuchilla que baja de la principal hasta la junta que forman los 2 brazos del Guapilpi, correspondiendo a la testamentaría de Nicolás Quiñones y sus herederos, el resto de los minerales y estanques situados desde el de Dolores, al otro lado de la misma cuchilla, que va designada como lindero de las tierras minerales, de dicho Pedro Manuel de Quiñones "declarando además, sin lugar los perjuicios reclamados por la destrucción de las acequias y canales de Santa Rosa".

Juan Francisco Hurtado, apoderado de Agustín Estupiñán

Resultados 1 a 25 de 50