Mostrando 297 resultados

Descripción archivística
Cali Civil
Opciones avanzadas de búsqueda
Imprimir vista previa Hierarchy Ver :

Autos seguidos ante el Alcalde Ordinario de Calí por…

Autos seguidos ante el Alcalde Ordinario de Calí por Manuel Díez de la Fuente, oficial de sastrería, contra Doña Teresa Poveda para que exhibiera las cuentas y demás documentos que le había entregado referentes a la administración de su hacienda de Potrerogrande, situada en el otro valle en la cual le había servido como mayordomo por espacio de cuatro años, y que, liquidadas dichas cuentas, le pagase el alcance que resultare a su favor por razón de su trabajo personal. Seguida la causa, el Alcalde de Cali, absolvió a Doña Teresa Poveda de la demanda puesta por Díez de la Fuente, quien apeló para ante el Gobernador y Comandante General de Popayán, en cuyo juzgado adelantó el recurso, el cual quedó inconcluso.

Manuel Díez de la Fuente

Don…

Don Gregorio Pérez de las Cuevas compró en público remate dos negras esclavas pertenecientes a los bienes de Doña María Baca (véase Signatura 11264) que eran especial hipoteca del principal de una capellanía que servía el Maestro Don Nicolás Ruiz Armijo, Presbítero, con el cargo de reconocer a favor de dicha capellanía el importe de las dos piezas de esclavos. El Maestro Don Manuel Ruiz Salinas. Presbítero, fiador de Pérez de las Cuevas, tuvo que satisfacer algo más de 1200 pesos de principal y réditos de dicha capellanía por que una de las citadas negras, llamada Custodia, fue vendida a Don José Joaquín Sánchez de Silva para pagar las costas de la causa mortuoria del expresado Pérez de las Cuevas, y por este motivo el citado Maestro Ruiz de Salinas siguió causa contra el dicho Don Joaquín Sánchez con el fin de que se le entregase la mencionada negra. Muerto el Maestro Ruiz Salinas, su albacea Felipe Agustín de Salinas agitó de nuevo el asunto ante el Alcalde Ordinario de Caloto Don Luís Maceda, quien dictó providencia contra Don José Joaquín Sánchez. Este presentó ante el Gobernador, que se encontraba en Cali, documentos que demuestran que el mencionado pleito que, por la negra Custodia, siguió contra él años antes el Maestro Ruiz Salinas lo había sentenciado en su favor, asesorado de letrado, el mismo Don Agustín Luís Maceda siendo Teniente de Gobernador de Caloto. El Gobernador, asesorado de letrado, declaró ejecutoriado y fenecido el asunto de la propiedad de la negra Custodia, pero como de un documento presentado por Sánchez resultara que Maceda se comprometió a seguir la instancia “a su costa” a cambio de dos de los seis hijos de la esclava que debía entregarle Salinas cuando recibiera la esclava, el Gobernador dispuso que siguiera el expediente a Popayán para que allí se ventilara el delito que resultaba contra Maceda.

José Joaquín Sánchez y Silva

Demanda ejecutiva puesta ante el Gobernador y Comandante General…

Demanda ejecutiva puesta ante el Gobernador y Comandante General de Popayán por Don Francisco Quijano y Lemos , padre, tutor y curador de Don José Joaquín Quijano y Fajardo, para que Doña María Teresa de la Llera y Caicedo, esposa y administradora de los bienes de Don Luís Echeverry, le satisficiesen los réditos atrasados del principal de 2000 pesos que el dicho Don Luís reconocía sobre la hacienda de Cañas -gordas. Como no obtuviese la solución de esta dependencia con los despachos que libró el Gobernador, el acreedor pidió un tercero con el cual sacó doce piezas de esclavos de dicha hacienda, de los cuales vendió tres para cubrir los réditos atrasados y las costas de la cobranza y los otros nueve solicitó reconocerlos a censo sobre su hacienda de Malvasá, para lo cual estaba “practicando las concernientes diligencias”.

Francisco Quijano y Lemos

Certificación expedida a petición verbal del Alcalde Ordinario de…

Certificación expedida a petición verbal del Alcalde Ordinario de Cali Dr. Don Joaquín de Caycedo y Cuero, por Don Antonio Alonso de Velasco, escribano público de dicha ciudad, en la cual manifiesta que aquel no ha demorado expediente alguno ni un día, sin proveer en ellos, a excepción de los que se le han pasado para sentencia en lo civil que ha retenido el tiempo necesario y en cuanto a las causas criminales, dice el escribano “que en el instante que se le pasan las despacha...”

Apelación interpuesta en el juzgado del Gobernador de Popayán…

Apelación interpuesta en el juzgado del Gobernador de Popayán por Nicolás de Rojas, vecino de Cali, de la sentencia dictada por la Justicia ordinaria de aquella ciudad en la causa que seguía con su hermana Toribia Peláez sobre la división y partición de un solar y por el valor de un cintillo de oro y piedras preciosas que había dejado su madre Ana del Castillo, difunta, y que el expresado Nicolás había beneficiado. El Teniente de Gobernador, visto lo alegado por las partes dispuso que se dividiera en cinco partes iguales el dicho solar, y se entregara una, o su valor, a cada uno de los herederos y que, avaluado el cintillo, debían rebajarse 27 pesos 4 reales a favor de Nicolás de Rojas y el resto repartirse en partes iguales entre los cinco herederos. Avaluada la citada alhaja con intervención del Alcalde de Cali, Rojas contradijo este avalúo y se presentó ante el Visitador General de gobierno Don José Tenorio quién apreció la joya en 80 pesos el cual no era el precio ínfimo ni supremo y sí el medio y procedió El la división, partición y adjudicación del solar a los herederos, que eran, a más de los litigantes, Juan de Rojas, tullido, quién cedió su parte a su hermana Toribia, quién le cuidaba; Rosa de Acevedo y Luís Berrío, herederos de Ana del Castillo y otra u otro, también difunto y cuyo nombre no es posible leer, Esta parte se adjudicó también a la mencionada Toribia en pago de unos pesos que murió debiéndole.

Nicolás de Rojas

Autos seguidos ante el Gobernador de Popayán y su…

Autos seguidos ante el Gobernador de Popayán y su Teniente General entre Doña Petrona Cobo de Figueroa, viuda, y Don José de Escobar y Lazo, vecinos de la ciudad de Cali, sobre la propiedad de un pedazo de tierras comprendida entre los zanjones de Mirriñao y el Palmar, en el sitio de Llanogrande. El yerno y apoderado general de la dicha Doña Petrona, Don Francisco Vivas Serrano, decía que su parte tenía derecho a todo el citado pedazo, de acuerdo con la escritura de venta otorgada en 1729 por Doña Mariana Lazo y Vivas a Don Felipe Cobo de Figueroa, padre legítimo de Doña Petrona, y demás títulos que ésta poseía sobre el particular. En cambio Don José de Escobar, pretendía que se dividiera dicho pedazo de tierra entre las dos partes litigantes en Virtud de un convenio firmado entre é y el citado Don Francisco Vivas, que éste pidió en nombre de su suegra, que se declarase nulo por haberse celebrado con engaño y sin tener el poder suficiente para ello. Seguida la causa, en el curso de la cual la cual la parte de Escobar promovió multitud de artículos y diligencias que aumentaron notablemente el volumen de estos autos, el Teniente General, asesorado de letrado, declaró nula la citada escritura de convenio; mandó poner en posesión de las tierras en disputa a Doña Petrona Cobo, de las cuales había sido lanzada en cumplimiento de un despacho del Gobernador ganado por Escobar al comienzo de la causa, y hacer una nueva vista de ojos para esclarecer, sin nuevos términos, la verdad de este asunto. El Teniente General de Popayán pasó personalmente al sitio de Llanogrande y practicó la vista de ojos prevenida en la mencionada sentencia, la cual, en general, resultó favorable a la parte de Doña Petrona Cobo.

Petrona Cobo de Figueroa, viuda

Juicio de despojo promovido ante el Alcalde Ordinario de…

Juicio de despojo promovido ante el Alcalde Ordinario de Cali por Don Francisco Sinisterra y Cárdenas contra Don Francisco Vivas Serrano, quién pasó con tres de sus hijos, uno de sus yernos y varios esclavos armados a derribarle unos cercos que estaba construyendo para cerrar un potrero en el sitio de Llanogrande. Vivas manifestó que el despojado en realidad era él, pues aquellos terrenos en que Sinisterra empezó a levantar cercos estaban comprendidos en los que se habían declarado a favor de Doña Petrona Cobo, su suegra en la causa que años antes había seguido ésta con Don José de Escobar y Lazo (Véase 11331). El asunto, con las cuestiones de linderos introducidas por las partes, se convirtió en un juicio de propiedad, en el curso del cual las partes presentaron títulos, testigos y planos de tierras en disputa, y seguida la instancia por todos sus términos, el Alcalde, asesorado de letrado falló a favor de Vivas Serrano, por lo que, la parte de Sinisterra apelo para ante el Gobernador y Comandante General de Popayán. El Teniente General Dr. Don Nicolás Prieto Dávila, declaró nulo todo lo actuado ante las Justicias Ordinarias de Cali por no tener el citado Don Francisco Sinisterra, a quién condenó en las costas, título ni derecho alguno a las susodichas tierras y haber empezado a construir los cercos en cuestión simplemente con permiso que no hizo constar, de su propietaria Doña María de Cárdenas, según confesó él mismo en sus escritos.

Francisco Sinisterra y Cárdenas

Tomás Rodríguez…

Tomás Rodríguez, vecino de Cali, hijo de Olaya Pérez, vendió a Feliciana Núñez todo el globo de tierras llamado el Almorzadero sitas en la jurisdicción de la dicha ciudad de Cali, pero contradijeron esta venta sus hermanas Juana Gil y Juana Montaño, y en su nombre su apoderado Don Lucas Etayo y Fortún, las cuales hicieron oposición a ellas por tanto y propusieron la nulidad de dicha venta por haberse hecho sin el consentimiento que las susodichas debían prestar como partes interesadas. Los autos, confusos, desordenados y voluminosos por los innumerables escritos presentados por las partes sin orden alguno, pasaron al Gobernador y Comandante General de Popayán, y el asunto al fin quedó sin resolverse definitivamente. De los documentos y autos originales que encabezan este expediente se deduce que el Comisario Don Juan de Avalos Guerrero vendió las expresadas tierras del Almorzadero al Capitán Agustines Fernández y éste a su amigo el Maestro Fray Francisco de Cartagena Medrano, Presbítero con la expresa condición de que si pretendía de que si enajenarlas debía ser él preferido por el tanto. No obstante el Maestro Cartagena donó las tierras en cuestión a Lorenzo Pérez, cuyos hijos sostuvieron litigio sobre la propiedad de las mismas con los descendientes de Simón Luís Moreno de la Cruz, heredero del expresado Comisario Juan de Avalos, los cuales pretendían dichas tierras por el tanto. Los herederos de Lorenzo Pérez ganaron este pleito y las tierras quedaron en poder de Dionisia, María y Olaya Pérez, hijas del expresado Lorenzo. La primera vendió su derecho a Carlos de la Peña y la segunda el suyo al Ilmo. Sr. Obispo Doctor Don Francisco José de Figueredo y Victoria, que en ese entonces (1730) era cura de Roldanillo, quién a su turno lo vendía al citado Carlos de la Peña, contra cuyos herederos siguió juicio, reclamándoles por el tanto, el ya citado Tomás Rodríguez y obtuvo que aquellos le cedieran sus derechos por la suma de 250 pesos de acuerdo con lo estipulado en la escritura de compromiso de folios 62 y siguientes

Juana Gil y Juana Montaño

Autos promovidos ante el Alcalde Ordinario de …

Autos promovidos ante el Alcalde Ordinario de .Cali por Clemente Varona, por sí y en nombre de sus compañeros esclavos libertos del difunto Dr. Don Juan de Varona, Cura que fue del pueblo de Llanogrande, contra el Dr. Don Miguel Cabal, vecino de 'Buga, quién violentamente les había despojado un derecho de tierra de 12 cuadras de largo en el sitio de Malaganita que les había legado el expresado su amo, les cegó el callejón de entrada y les destruyó 600 guaduas que tenían cortadas. Vista la información producida por los despojados, el Alcalde mandó restituirles a su posesión y reponerles las guaduas, pero como el comisionado no se la diese por no haber encontrado callejones abiertos ni limpia la tierra, Clemente Varona interpuso recurso para ante el Gobernador de Popayán, quién declaró que el costo de la apertura de callejones, que Cabal pretendía fuese exclusivamente de cargo de los negros. debía ser de por mitad entre las partes y confirmó, al mismo tiempo la sentencia del Alcalde de Cali, el cual para su cumplimiento comisionó al Alcalde de la Santa Hermandad de dicha ciudad, pero Varona y sus compañeros contradijeron las diligencias, practicadas por éste, porque en vez de restituirles a su vieja posesión pasó a medir y modificar los linderos a instancias de Cabal, por lo cual se promovió nuevo recurso para ante el Gobernador, el cual declaró que la posesión que había que dar a los negros debía verificarse puntualmente y arreglarse a los instrumentos presentados por éstos a pesar de las contradicciones que opusiera el Dr. Cabal en cuanto linderos, a quién se había prevenido que dedujera sus derechos sobre el particular ante la Justicia Ordinaria.

Clemente Varona, negro liberto

El Gobernador y Comandante General de Popayán por auto…

El Gobernador y Comandante General de Popayán por auto librado en Buga dispuso que Don José Joaquín de Cayzedo, patrono y administrador de la obra pía que fundó en 1682 Juan Jacinto Palomino, vecino que fue de la ciudad de Toro, a favor de las Almas del Purgatorio, sobre las haciendas de La Paila y Cajamarca y mina de San Agustín en las “montañas” del Chocó, presentara las cuentas, libros y papeles de su cargo en el término de nueve días, pero le excusó su hermano Don Cristóbal de Cayzedo, quien adujo la grave enfermedad que había padecido, la cual le había quebrantado notablemente la salud, y la imposibilidad en que se encontraba de presentar ciertos documentos que legitimaban algunas partidas por hallarse insertos en un expediente pendiente en la Real Audiencia de Quito. Apremiado por el Gobernador Don José Joaquín Presentó una copia auténtica de los testamentos de Don Juan (que murió en el Chocó en 1686 siendo jefe de la expedición pacificadora enviada contra los indios chocoes y citaraes sublevados). Don Cristóbal y Don Nicolás Cayzedo y otros documentos relativos a la fundación y patronos de dicha obra pía y apeló para ante la Audiencia de Quito alegando el dicho Gobernador le había despojado de su “mayorazgo” sin oírle ni venerarle en juicio, y este tribunal ordenó que se le enviaran los autos originales del asunto. El Gobernador solicitó y obtuvo del Obispo que se le expidiese copia de las cláusulas del testamento de Palomino que tratan de esta fundación, el inventario de sus bienes; el poder para testar otorgado por su albacea y primer patrono, el citado Don Juan de Cayzedo, etc. etc. y demás papeles que sobre esta obra pía hubiese en el Archivo eclesiástico para remitirlos con los autos, a la Real Audiencia de Quito.

Diego Antonio Nieto, Gobernador y Comandante General de Popayán

Autos seguidos ante el Gobernador y Comandante General de…

Autos seguidos ante el Gobernador y Comandante General de Popayán por el Dr. Don Gregorio Camacho, Presbítero, para que se declarase nula la aplicación de un principal de 1000 pesos (perteneciente a la obra pía que mandó fundar Juan Jacinto Palomino) para ayuda a la enseñanza de gramática en la ciudad de Buga que había hecho, contra la voluntad del fundador, el patrono de la expresada obra pía, su tío Don José Joaquín Caicedo y Hurtado, sin revocar el nombramiento de capellán del mismo principal que a su favor había hecho anteriormente. Como Don José Joaquín Caicedo admitió, en escrito de contestación presentado ante el Alcalde Ordinario de Cali, el derecho de su sobrino al goce del dicho principal, el Gobernador, asesorado por su Teniente General, declaró nula la segunda asignación hecha por el citado Don José Joaquín.

Gregorio Camacho, Presbítero

Demanda puesta ante el Gobernador y Comandante General de…

Demanda puesta ante el Gobernador y Comandante General de Popayán por Leonardo Sánchez, indio cacique del pueblo de Roldanillo, para que se le devolvieran los bienes que, abusivamente le habían embargado durante su ausencia el Teniente de Cali, Don José Micolta y su cuñado el Ayudante Mayor José Vernaza por cierta cantidad de pesos que a este último le debía. El Gobernador comisionó al Alcalde Ordinario Don Manuel de Caizedo para que hiciera la averiguación correspondiente, y concluida, se remitiera el expediente para proveer lo conveniente.

Leonardo Sánchez, cacique del pueblo de Roldanillo

Autos Promovidos ante el Gobernador y Comandante General de…

Autos Promovidos ante el Gobernador y Comandante General de Popayán por Don Manuel Antonio del Rivero y Prieto, vecino de Caloto, contra Don Luís de Echeverri, vecino de Cali, para que le repusiera unos cercos que le había destruido en las tierras que poseía en el sitio del Guayabital. Echeverri pidió, a su turno, que se hiciese el apeo y medida de aquellas tierras de acuerdo con sus títulos y se le diese posesión judicial de ellas. El Gobernador, asesorado de letrado, comisionó al Alcalde de Caloto para que, repuestos los cercos por Echeverri, se deslindaran y tomara posesión de las tierras que le correspondían. Se verificaron estas diligencias pero como las contradijeran Rivero y los herederos de Don Francisco y Don José de Bedoya, el Gobernador declaró nulo todo lo obrado y dispuso que las partes defendieran sus derechos en el correspondiente juicio de propiedad. Rivero y los Bedoya alejaban que a Echeverri sólo le correspondían 29 cuadras y 16 1/2 varas desde el río Cauca hacia la montaña alta y éste sostenía que tenía derecho a la legua larga de que había hecho merced el Gobernador Don Juan de Tuesta Salazar al Capitán Alonso de Fuenlabrada el 1º de octubre de 1789, por haberlas abandonado los indios guale temerosos de las incursiones de los toribíos. Estas tierras, a lo ancho, comprendían desde el río de la Paila hasta el del Desbaratado. Recibida la causa a prueba y hecha la publicación de probanzas el Gobernador, asesorado Por su Teniente General, declaró tocarle y pertenecerle a Don Luís de Echeverri tres partes de todo el globo de tierra de que hizo merced el Gobernador Tuesta Salazar al Capitán Fuenlabrada más la cuarta parte de media legua del mismo globo que había vendido Don Francisco José de la Asprilla al Maestre de Campo Don Nicolás de Caicedo. Entre los documentos presentados por las partes figura una copia autenticada de un instrumento de concordia firmado en 1573 entre representantes de las ciudades de Cali y Buga sobre limitación de las jurisdicciones de dichas ciudades (folios. 138 v. y siguientes)

Manuel Antonio del Rivero y Prieto

El Alcalde Ordinario de Popayán libró deprecatoria a petición…

El Alcalde Ordinario de Popayán libró deprecatoria a petición de Nicolás Morales de Paz, contra Don Martín Clavijo y Ochoa y su mujer Doña Juana Maria Cicero, que se habían ausentado a Cali, para que se les embargaran sus bienes, se condujera preso a Clavijo a Popayán y se citara a su mujer a contestar la demanda que contra ella había puesto el citado Morales, para que como fiadora que era de su marido le satisficiera unos 660 pesos que éste le debía. Al verificar el embargo las Justicias de Cali solo encontraron en poder de Doña Juana María Cicero unos pocos trastes sin valor, pues unas esclavas que poseía las habla vendido poco antes en 500 pesos a Don Casimiro Valladares, mercader vecino de Quito, por lo cual Doña María Ignacia Cobo, viuda de Morales de Paz, que había fallecido, dirigió la acción contra Valladares, que había vendido las esclavas a Don Manuel Garcés, para que, como comprador de bienes embargados, reintegrara su valor. Después de innumerables alegatos, contradicciones, recursos y artículos propuestos por las partes se aprobó la transacción celebrada entre Valladares y Doña Maria Ignacia Cobo, quién se hizo cargo del valor de los esclavos a cambio de 200 pesos en efectivo que le entregó Valladares.

Maria Ignacia Cobo

Expediente Promovido ante el Gobernador y Comandante General de…

Expediente Promovido ante el Gobernador y Comandante General de Popayán, Por Don Francisco José de la Asprilla y Escobar, vecino de Cali y residente en Buga, para que en presencia de Don Jerónimo Rengifo de Lara se le midiese y amojonase un derecho de tierras de 25 cuadras de largo y 12 de ancho que poseía en el sitio llamado Trejo y Pantanillo, en el llano de Amáime, jurisdicción de la expresada ciudad de Buga, el cual lo había comprado su padre el Capitán. Don Fernando de la Asprilla, difunto, al referido Don Jerónimo Rengifo de Lara, y sucedió que al entrar el demandante al goce de dichas tierras pidió al Alcalde Ordinario de aquella ciudad que se le midiesen y amojonasen las citadas tierras y había resultado que las medidas no concordaban con el contexto de la escritura de venta.

Francisco José de la Asprilla y Escobar

Petición presentada ante el Alcalde Ordinario de Cali por…

Petición presentada ante el Alcalde Ordinario de Cali por Doña Petrona Cobo de Figueroa, viuda, para que se le diese nueva posesión y amparo de las tierras que poseía en el sitio de LIanogrande en las cuales se había introducido violentamente Don José de Escobar y Lazo, construyendo en ellas casas y cercas de guadua. Asimismo Don Francisco Vivas Zedano, yerno de la expresada Doña Petrona, presentó ante el Gobernador y Comandante General de Popayán, en cuyo juzgado debían seguirse todas las causas de tierras en virtud de un despacho expedido por el Virrey del Nuevo Reino, una petición en el mismo sentido que la que había presentado su suegra ante el Alcalde de Cali. El Gobernador mandó librar despacho a las Justicias de Cali para que, justificado el despojo, le diesen posesión á Doña Petrona Cobo de las tierras que le correspondiesen según sus instrumentos y emplazó a Don José de Escobar para que ocurriese a su juzgado a usar de su derecho en caso de que tuviese que deducir algo sobre este particular. Don Antonio José de Valdés, apoderado del referido Don José de Escobar pidió que se le diese testimonio de la escritura de donación hecha en 1699 por el Capitán Don Juan Lazo de los Arcos a favor de su hijo Don Tiburcio Lazo Cortés de un pedazo de tierras en el otro lado del río de Cauca y de otra de venta de estas mismas tierras otorgada en 1700 por el expresado, Don Tiburcio a favor del Capitán Don Lorenzo Lazo. El testimonio de estas escrituras aparece a continuación de la petición de Valdés.

Francisco Vivas Zedano

Causa…

Causa judicial que sigue Antonio de Aguilar y Juan de Bermeo Ibarra contra Francisco Cortés de Ávila ante el Alcalde Ordinario de la ciudad de San Juan de los Pastos, Don Gaspar de Benavides y Palacio, por deudas, y en Popayán, ante el Teniente de gobernación Don Melchor López de Zelada

Antonio de Aguilar

Demanda ejecutiva que sigue Don Joaquín Valencia…

Demanda ejecutiva que sigue Don Joaquín Valencia, tesorero de la Real Casa de Moneda de Popayán y apoderado de Don Antonio Josef de la Torre, familiar del Santo Oficio de la ciudad de Cali, contra Doña Javiera Baraona, por deudas en cantidad de 190 pesos “que mucho tiempo ha le quedo restando de otra mayor que le había suplido”

Joaquín Valencia, Tesorero de la Casa de Moneda

Resultados 276 a 297 de 297