Sucesiones

Taxonomía

Código

Nota(s) sobre el alcance

Nota(s) sobre el origen

Mostrar nota(s)

Términos jerárquicos

Sucesiones

Términos equivalentes

Sucesiones

Términos asociados

Sucesiones

93 Descripción archivística results for Sucesiones

93 resultados directamente relacionados Excluir términos relacionados

Juicio de sucesión de Josefa Martínez…

Juicio de sucesión de Josefa Martínez, mujer que fue de Agustín de Rivera, vecinos del Valle de Patía, los cuales durante su matrimonio tuvieron seis hijos. Hechos los inventarios y avalúos de los bienes que dejó la difunta, se repartieron en dos partes iguales entre el padre y los hijos, después de satisfechas las costas procesales.

Agustín de Rivera

Causa mortuoria de Isabel Guzmán de los Arcos…

Causa mortuoria de Isabel Guzmán de los Arcos, vecina del Valle de Patía, quién fue casada dos veces: la primera con Juan de Córdoba, difunto, de quién tuvo a Diego y Juan, menores, y Paula de Córdoba, mujer de Juan de Rivera; y la segunda con Santiago Muñoz y tuvieron a María de los Santos Muñoz. Hechos los inventarios y avalúos de los bienes de la difunta, la parte de los hijos del primer matrimonio acusó a Santiago Muñoz de ocultar y malbaratar la hacienda y ganados que la expresada difunta dejó en el sitio de Vallejuelo, cargos éstos que el acusado negó. La causa está inconclusa.

Diego, Juan y Paula de Córdoba

Autos de la testamentaría de Miguel Moreno…

Autos de la testamentaría de Miguel Moreno, pardo libre, vecino del Valle de Patía, seguidos en aquel valle ante el Juez de Desagravios Don Juan Antonio Calvo. Hechos los inventarios y avalúos de los bienes del difunto se vendieron a censo a Bartolomé Daza y Juan de Zúñiga, vecinos de Almaguer, quienes años después redimieron el principal, que se mandó depositar en el Alférez Carlos Paredes. Muertas las dos hijas y herederas del referido Miguel Moreno, Martina y Manuela Moreno (a ésta se le había entregado su legítima), su tío Jerónimo Moreno pidió al Teniente General de Popayán que se le adjudicaran los bienes que sus sobrinas dejaron.

Manuela Moreno Javier Moreno

Autos de división y partición de los bienes que…

Autos de división y partición de los bienes que quedaron por fin y muerte de Enrique Sánchez de Alvarado, residente en el Valle de Patía, donde murió, y marido de Pascuala de la Peña, de quién tuvo por sus hijos legítimos a Juan José, Tomasa, Rosa, Javier, Jacinto, Juan y Catalina Sánchez. Hechos los inventarios y avalúos, se formaron las hijuelas de partición y división extrajudicialmente entre los herederos y el albacea, que lo era Agustín Sánchez de Alvarado, hermano del expresado difunto, las cuales fueron aprobadas por el teniente general de Popayán: a cada uno de los herederos le tocaron 462 pesos; Vicente Idrobo, marido de María Rosa Sánchez, reclamó posteriormente la legítima de su mujer, pero este artículo quedó pendiente y sin finalizar.

Juan José Sánchez

Inventarios y avalúos de los bienes de Diego de…

Inventarios y avalúos de los bienes de Diego de Córdoba, difunto, residente que fue en el Valle de Patía, hechos por el Juez de Desagravios del dicho valle de orden del Teniente General de Popayán. A estos bienes hicieron oposición su hermana Paula de Córdoba y Santiago Muñoz, en nombre de su hija María Santos Muñoz, hermana uterina del difunto, sus herederas (Véase sig. 10330)

Paula de Córdoba

Causa mortuoria de Juan Álvarez…

Causa mortuoria de Juan Álvarez, vecino del Valle de Patía, marido de Juliana Muñoz, de quién tuvo seis hijos, de los cuales solo le sobrevivieron dos: Juan Francisco y Bernardo Álvarez. Asimismo dejó un hijo natural llamado Gregorio, al cual mandó que se le dieran diez vacas paridas, una yegua y una potranca. Abierta la causa por el Alcalde Ordinario de Popayán, éste comisionó al Alcalde Provincial Don Miguel Rodríguez para que hiciera los inventarios, avalúos y partición de bienes del difunto, lo que así se hizo: a la viuda le tocaron 661 pesos, 7 ½ reales y a los dos herederos 890 pesos 7 ½ reales, que reconoció a usanza pupilar el Ayudante Mayor Don José Beltrán de la Torre.

Juan Francisco y Bernardo Álvarez

Cuadernos de lo s autos de la mortuoria de…

Cuadernos de lo s autos de la mortuoria de Don Francisco Mariano de Arboleda, vecino de Quito. El primero contiene los inventarios, avalúos y diligencias de remate y venta de los bienes que el expresado Don Francisco Mariano dejó en la Gobernación de Popayán, que eran la hacienda de Mazamorras en el Valle de Patía y la casa alta, cubierta de teja, que había sido del Sargento Mayor Don Gonzalo de Arboleda, su padre, situada en la esquina suroeste de la Plaza Mayor de Popayán, frente a la Catedral. La Real Audiencia de Quito declaró el caso de corte a favor de la viuda Doña María de Mena y Bermúdez y advocó en sí el conocimiento de la causa mortuoria y del concurso de acreedores. Aunque se dieron los Pregones correspondientes no se hizo postura a ninguna de las dos fincas por lo cual, después de seguidos los autos correspondientes, la casa de la Plaza Mayor se adjudicó a Doña Bartola de Arboleda, uno de los acreedores, y la hacienda de Mazamorras se vendió, con ciertas condiciones, a Don Félix Manrique, quién las cumplió, por lo cual el Monasterio de la Encarnación, otro de los acreedores, pidió y obtuvo el embargo y depósito de la referida hacienda, que luego compró a Don José Marcelino de Mosquera. Manrique pidió que se le dieran en arrendamiento; para beneficiarlos como descubridor, unos salados que se hallaban en términos de la hacienda en cuestión, lo que, después de seguido el litigio con Mosquera se le negó. El segundo cuaderno contiene la entrega de la hacienda de Mazamorras a Manrique y el tercero, a Mosquera, con algunos asuntos y demandas agitadas por los acreedores. En el Cuarto cuaderno Manrique pidió una información, que se le negó, y con ella pretendía revivir el litigio de los salados. A folios 396 y siguientes aparece copiado un informe del Teniente General de Popayán Don Nicolás Prieto Dávila dirigido al Virrey Don Antonio Caballero y Góngora sobre el número de salinas u ojos de sal que se explotaban en la Gobernación, su producción y algunas consideración sobre el aprovechamiento de este ramo en beneficio de la Real Hacienda. Prieto Dávila habla asimismo de la necesidad que en esta Gobernación tenía la industria ganadera de este producto y del precio y comercio del que se traía de Zipaquirá.

Bartola de Arboleda

Sucesión de Teodora Ruales…

Sucesión de Teodora Ruales, mujer legítima de Jerónimo Ponce de Mondragón, residentes en el Valle de Patía, y quienes tuvieron por sus hijos legítimos a Gervasia, casada con Matías García; Lucas y Ubaldo de Mondragón, menores. Hechos los inventarios y avalúos de los bienes de la testamentaría se formaron las hijuelas de partición y división: a Jerónimo de Mondragón le tocaron por su capital y gananciales 282 pesos y a cada uno de sus hijos 227 pesos 2 5/8 reales. Lucas de Mondragón pidió habilitación de edad (tenia solo 22 años) para manejar sus propios bienes, la que se le concedió, y su padre le entregó su legítima materna, que, con la de Ubaldo, había tomado a usanza pupilar.

Jerónimo Ponce de Mondragón

Sucesión de Pascual Dorado…

Sucesión de Pascual Dorado, pardo libre, vecino del Valle de Patía, donde fue casado con Francisca Morales, y de siete hijos que tuvieron solo sobrevivió una niña llamada Juana. El dicho Dorado fue albacea testamentario de su tía Lorenza de Córdoba, asimismo vecina de aquel Valle, y como no alcanzó a liquidar esta testamentaría encargó su conclusión a su propio albacea Nicolás Hernández y Rojas. Formados los inventarios y avalúos de los bienes de Dorado, su albacea presentó las cuentas de cargo y descargo con los correspondientes comprobantes, de todo lo cual se mandó dar vista al Padre General de Menores. En este estado finalizan los autos.

Nicolás Hernández y Rojas

Causa mortuoria de Jacinta de Alegría…

Causa mortuoria de Jacinta de Alegría, quién falleció intestada en el Valle de Patía, donde vivió. Aprehendida la causa por el Alcalde Ordinario de Popayán se comisionó a Don José de Arriba y Castro para que hiciera los inventarios y avalúos de los bienes de la difunta, como efectivamente lo practicó. Dichos bienes se reducían casi exclusivamente a las tierras del Bijal, que los hijos emancipados habían vendido a Don Marcelino de Ibarra sin intervención judicial, por lo cual el Padre General de Menores, contradijo la expresada venta, y, anulada esta, pidió por último que se les nombrara tutor a los menores. La causa está inconclusa.

Eugenio

Sucesión de Alfonsa Romero…

Sucesión de Alfonsa Romero, mujer de Juan José Sánchez, asistentes en el Valle de Patía, los cuales tuvieron por sus hijos legítimos a Lorenzo, mayor de edad; Manuela, casada; Ascensión; María Rosa, también casada; Manuel Cruz y Bernarda. Hechos los inventarios y avalúos de los bienes de la testamentaria por el Juez Comisionado Particular de Gobierno fueron depositados en el dicho Juan José Sánchez y remitidos los autos a Popayán. El Alcalde Ordinario de 2º. voto de esta ciudad, visto lo expuesto por el Padre General de Menores, mandó hacer las hijuelas de partición y entregar las legitimas de los menores a su padre, cancelándole el depósito que había otorgado.

Marcelino de Ibarra, Juez Comisionado Juan José Sánchez

Causa mortuoria de Gregorio Camacho…

Causa mortuoria de Gregorio Camacho, vecino de Almaguer, residente en el sitio del Zarzal, jurisdicción del Valle de Patía y marido de Paula Leitón y Berdugo, de quién confiesa que tuvo doce hijos de los cuales ya habían muerto ocho. Hechos los inventarios y avalúos de los regulares bienes que dejó el difunto por el Alcalde pedáneo del dicho valle de Patía de orden del ordinario de Popayán, hizo oposición a ellos Francisca Baquero por una vaca y siete reses más que había de multiplico. Transados los apoderados de la viuda y de la Baquero en este particular se formaron las hijuelas de partición y división: a Paula Leiton le tocaron por su dote y gananciales 1208 pesos 5 reales y a cada uno de sus hijos vivos, que eran Margarita, Manuel José, Gaspar y Manuel, 206 pesos y 3 reales

Francisca Baquero

Mortuoria de Manuela Romero…

Mortuoria de Manuela Romero, vecina que fue del Valle de Patía, y mujer en primeras nupcias de Ignacio Hurtado, de quién no tuvo descendencia. Casó segunda vez la citada Romero con Agustín Sánchez y de este matrimonio nacieron Juan Agustín, Casimiro, Justa, Feliciano, que se ausentó, María Luisa y María Teresa Sánchez. Los tres primeros eran difuntos pero dejaron hijos menores. Hechos los inventarios y avalúos de los regulares bienes de esta testamentaria por el Alcalde Pedáneo del Patía, se enviaron los autos al Gobernador de Popayán, quién, visto lo representado por las partes y por el Padre General de Menores, mandó formar las hijuelas de partición y división: a cada una de las partes le tocaron 371 pesos 6 reales Las legitimas de los menores, a petición de Teresa Sánchez, se entregaron a las personas que cuidaban de ellos.

Narciso Martínez

Causa mortuoria de Juan Agustín Sánchez…

Causa mortuoria de Juan Agustín Sánchez, vecino del Valle de Patía, viudo de Luciana Gonzáles, de la cual tuvo una hija llamada Agustina. Hechos los inventarios y avalúos de los bienes que dejó el difunto (los derechos de tierras llamados Batatal y Guayabal, algunas cabezas de ganado vacuno y caballar y unos pocos bienes muebles) por el Alcalde Partidario del dicho Valle, éste remitió todos los papeles referentes a la testamentaría al Alcalde Ordinario de Popayán, el cual abrió el concurso de acreedores. Hicieron oposición a los bienes del difunto su hermana Teresa Sánchez por lo s 600 pesos de principal y réditos vencidos de su tutela; José Ledezma por la suma de 300 pesos; Don Sebastián Burbano de Lara por 250 pesos; Fermín Daza por 200 pesos y otros. Seguida la causa por todos sus términos, se dictó la sentencia de preferidos (fol. 77 v. y sigts.) y, vendidos en pública almoneda los bienes de la testamentaria, se procedió a pagar las dependencias de acuerdo con la expresada sentencia.

José Ledezma

Juicio de sucesión de Baltasar Masabé…

Juicio de sucesión de Baltasar Masabé, quién había sido vecino de la Villa de Timaná y falleció abintestato en el Valle de Patía. Hacen oposición a sus bienes, que fueron inventariados avaluados por el Alcalde Partidario del nominado Valle, su hijo natural Juan Masabé, vecino de la dicha villa de Timaná, el cual inició la causa, su viuda, Juliana Muñoz y Santiago Terranova, como hijo legitimo que era de Pedro Terranova y Gabriela Ruiz. Esta había casado en segundas nupcias con el expresado Baltasar Masabé, quién no introdujo bienes algunos al matrimonio mientras ella aportaba los de su primer marido. Por tales circunstancias y porque tenía Masabé dichos bienes al morir, siendo ya su mujer Juliana Muñoz, Terranova los rec1amó como de su padre. Seguida la causa y satisfechos los gastos del entierro y la demanda de la viuda, se reparten Terranova y Juan Masabé, en partes iguales lo que quedaba de los bienes del difunto.

Juan Masabé

Causa mortuoria de Javier Hurtado…

Causa mortuoria de Javier Hurtado, asistente en el Valle de Patía y marido de Inés Tamayo, de quién al parecer, no tuvo hijo alguno. Hicieron oposición a los escasos bienes del difunto Doña María Manuela de Ibarra por 120 pesos 3 ½ reales; Don Juan Manuel de Ibarra, por 10 pesos 6 reales y Tomasa Hurtado, viuda, hermana del difunto, quién reclamó la mitad de la casa que éste dejó en el dicho Valle por haberla construido ella en compañía con el susodicho. Hechos los inventarios y avalúos, se recibió la causa a prueba, y dada ésta, se adjudicó a la Tomasa la casa en disputa pero se la condenó a pagar 20 pesos a la viuda por la parte que le tocaba y respecto a los demás interesados o acreedores queda su derecho a salvo mediante a no haber más bienes con que se cubran sus dependencias.

Inés Tamayo

Sucesión de Cruz Modesta Hurtado…

Sucesión de Cruz Modesta Hurtado, vecina del pueblo de San Miguel de Patía, y viuda de Antonio de Castro, de quién no tuvo hijo alguno. La difunta nombró por sus albaceas fideicomisarios y tenedores de bienes al Dr. Don Tomás Idrobo, presbítero en primer lugar y a Juan Fermín Daza en segundo, los cuales hicieron los inventarios y avalúos extrajudicialmente, pagaron los legados y liquidaron esta testamentaria.

Tomás Idrobo, Presbítero y Juan Fermín Daza, albaceas

Mortuoria de Manuel Solarte…

Mortuoria de Manuel Solarte, natural del Tambo y residente en el sitio de Sindagua, valle de Patía, en donde tenía unos sembrados y algunas decenas de cabezas de ganado vacuno y caballar. El susodicho Solarte fue casado dos veces: la primera con Juana Maldonado, de quién tuvo cuatro hijos de los cuales solo vivía uno llamado Juan Manuel, menor, y la segunda con Josefa Gómez: de este matrimonio nacieron dos hijos. Hechos los inventarios y avalúos de los bienes de la testamentaria por el Alcalde Partidario de Patía, se remitieron los autos a la Justicia Ordinario de Popayán, en donde, con intervención del P. General de Menores, se formaron luego las hijuelas de partición y división. Después de un nuevo avalúo se entregaron todos los bienes a Lucas de Oyos, tutor de Juan Manuel Solarte, por haberse deteriorado la mayor parte de ellos y no alcanzar por este motivo ni siquiera a cubrir la legitima de este menor.

Félix Restrepo, Padre General de Menores

Cuaderno de los autos de la mortuoria de Doña…

Cuaderno de los autos de la mortuoria de Doña María Manuela de Ibarra (véase 10738). Consta este expediente de las diligencias de inventarios y avalúos de la hacienda de Yarumito en el Valle de Patía, que fue de la difunta; de los títulos de propiedad de la dicha hacienda y de algunas otras diligencias practicadas por el Juez Comisionado José María Vargas. Años después el P. General de Menores pidió que se formaran los inventarios, avalúos e hijuelas de partición de los bienes de la testamentaria, y, además, que se asegurase, conforme a derecho, las legítimas de las f menores herederas.

José María Vargas, Juez Comisionado

Juicio de sucesión de Justiniana Sánchez…

Juicio de sucesión de Justiniana Sánchez, vecina del pueblo de San Miguel de Patía, quién dejó por heredera universal en el remanente de sus bienes a María Teodora Sánchez, menor, su hija natural habida de Vicente González. Hechos los inventarios y avalúos de los dichos bienes por orden del Alcalde Ordinario de Popayán, se vendieron a censo a Nicolás González, quién se comprometió a pagar el rédito correspondiente a usanza pupilar y a educar y criar a su sobrina, que se le entregó con el beneplácito del Padre General de Menores.

Nicolás González

Causa mortuoria de Santiago Moreno…

Causa mortuoria de Santiago Moreno, vecino de la parroquia de Patía y marido de Casimira Morales, de quién tuvo seis hijos. Hechos los inventario s y avalúos de los bienes que dejó el difunto por el Alcalde Partidario del pueblo de San Miguel de Patía, éste puso razón de las deudas y créditos de la testamentaria y remitió las diligencias al Alcalde Ordinario de Popayán, quién dio vista de ellas al Padre General de Menores, y visto lo expuesto por éste, mandó devolverlas al Alcalde de Patía para que hiciera las hijuelas de división.

Juan Fermín Daza, Alcalde Partidario del pueblo de San Miguel de Patía

Mortuoria de Custodio Contreras…

Mortuoria de Custodio Contreras, vecino del pueblo de Patía y segundo marido de Ventura Viojó, de quién tuvo una hija llamada Petrona. Contreras manifiesta haber tenido una hija natural llamada Bernardina, mujer de Toribio Betancur. Hechos los inventarios y avalúos de los bienes que dejó el difunto, se formaron las hijuelas de partición y división, conforme lo indicado por el Padre General de Menores de Popayán A la viuda le tocaron 246 pesos 'reales; a su hija 333 pesos 7 reales y a Bernardina Contreras 83 pesos 4 reales.

Petrona Contreras, menor

Mortuoria de Lucas Ruiz Madroñal Contreras…

Mortuoria de Lucas Ruiz Madroñal Contreras, oriundo de Almaguer y residente en el Valle de Patía, marido de Dionisia Vidal, de quién tuvo una hija legitima llamada Leonor. Por comisión del Alcalde Gobernador de Popayán hizo el Alcalde Partidario de Patía los inventarios, avalúos e hijuelas de partición y división de los bienes de la testamentaria y resultaron a favor de la viuda 144 pesos 6 reales y de su hija 718 pesos 3 ½ reales Dionisia Vidal siguió ante el Gobernador un largo y prolijo litigio contra el albacea Juan Fermín Daza sobre ciertos reparos que puso a sus cuentas y pretender que se le entregara como legitima tutora de su hija la pertenencia de ésta bajo las fianzas que ofreció. Respecto al primer punto nada se adelantó y en cuanto al segundo se hizo al fin como pedía la citada Vidal.

Dionisia Vidal, viuda

Sucesión testamentaria de María Luisa Sánchez…

Sucesión testamentaria de María Luisa Sánchez, mujer legítima de Nicolás González, vecino de San Miguel del Patía. Consta el testamento, el poder que González, como albacea testamentario da a Calvo para que en su nombre gestione lo pertinente a la mortuoria en Popayán, Interviene el Padre de Menores Don Manuel José Valdés por los cinco hijos legítimos del matrimonio y se hacen los inventarios de los bienes que declara en su testamento la difunta: casa y tierras estaban ubicadas en el Sitio del. Cabuyo (Patía).

Nicolás González y su apoderado Santiago Calvo

Inventario que el Alcalde partidario de Patía manda hacer…

Inventario que el Alcalde partidario de Patía manda hacer de los bienes dejados por Manuel Sánchez, muerto intestado, a fin de que no se perjudiquen la viuda y un hijo menor que quedaba del matrimonio, y hecho lo remite al Alcalde Ordinario de Popayán Don Mateo Fernández, quién da vista al Padre de Menores Dr. Juan Alonso de Velasco y se aparta de su concepto al probar, como lo hace, los inventarios y una fianza otorgada por mujer casada con anuencia de su marido. Velasco conceptuaba que según las leyes no podía el juez partidario hacer esos inventarios y que debía devolver las costas causadas para no gravar con ellas al heredero y que la mujer no podía otorgar fianza. Fernández declara que ni uno ni otro estaba prohibido y que mal hubiera podido él saber lo que ocurría con esos bienes y su situación, sin la intervención del juez partidario.

Juan Miguel de Zerezeda, Alcalde partidario del Patía

Resultados 1 a 25 de 93