Popayán

Taxonomía

Código

Nota(s) sobre el alcance

Nota(s) sobre el origen

Mostrar nota(s)

Términos jerárquicos

Popayán

Términos equivalentes

Popayán

Términos asociados

Popayán

2413 Descripción archivística results for Popayán

2413 resultados directamente relacionados Excluir términos relacionados

Causa criminal seguida por Don Rafael de Rebolleda…

Causa criminal seguida por Don Rafael de Rebolleda, Alcalde de la Santa Hermandad de Popayán contra Martín de Velasco y su cuñada Jacoba Pulindará, indios del pueblo de Timbío, por haber robado un ternero de la hacienda de Calucé de propiedad de Doña María Rita de Mosquera. Levantada la sumaria por el Alcalde pedáneo del dicho pueblo de Timbío Baltasar García, se siguió la causa por todos sus términos hasta llegar al estado de sentencia, en la cual el Alcalde de la Hermandad, con dictamen del Dr. Don Félix José de Restrepo, condenó a Velasco a dos años de servicio en obras públicas, y a la Pulindará en otro tanto tiempo de servicio en la casa de alguna persona particular que cuide de mejorar su conducta e inclinaciones, exponiéndose a uno y otro a la vergüenza pública por dos horas en la picota. Enviados los autos en consulta a la Audiencia de Quito, ésta reformó la sentencia del Alcalde de la Hermandad y dispuso que: Ejecutándose en Martín Velasco la de vergüenza por dos horas servirá en obras públicas por un año contado desde que fue preso y absuélvase a Jacoba Pulindará dándole por compurgado su delito con la prisión que ha padecido. Martín Velasco hizo fuga del trabajo a que se le habla destinado y no se pudo cumplir la sentencia dictada contra él.

Rafael de Rebolleda, Alcalde de la Santa Hermandad de Popayán

Causa criminal seguida por el Alcalde de la Santa…

Causa criminal seguida por el Alcalde de la Santa Hermandad de Popayán contra el indio Fernando Llantén, natural del pueblo de Chapa, por haber robado un novillo de propiedad de Don Gregorio de .Angulo del potrero de Guazábara. Levantada la sumaria por el Alcalde Pedáneo del Tambo, éste la remitió al Alcalde de la Hermandad junto con el reo, el cual, seguida la causa, lo condenó, con dictamen de asesor, a pagar el valor de la res hurtada, que eran 10 pesos, el duplo de este valor como multa y a seis meses de trabajo en las obras públicas de la ciudad.

Alcalde de la Santa Hermandad de Popayán

Causa criminal seguida ante el Gobernador de Popayán Don…

Causa criminal seguida ante el Gobernador de Popayán Don Diego Antonio Nieto, contra Salvador López, natural de Pasto y vecino del Valle de Patía, por demanda que contra él puso Don Joaquín de Echavarría, administrador de la hacienda de Guachicono, acusándole de robar continuamente ganado y bestias de la dicha hacienda. Apresado López, levantada la sumaria y embargados sus bienes el Alcalde Partidario del expresado Valle de Patía lo remitió al Gobernador, quién procedió a tomarle la confesión: el reo negó todos los cargos que se le hacían. Don Joaquín de Echavarría, desistió y se apartó más adelante de esta causa, a la cual se agregó el cuaderno de autos formados por María Morales, mujer del referido López, quién reclamó sus bienes dotales, que se habían embargado con los de su marido.

Joaquín de Echavarría, Administrador de la hacienda de Guachicono

Autos criminales seguidos por el Alcalde de la Santa…

Autos criminales seguidos por el Alcalde de la Santa hermandad de Popayán contra Asensio Jalbin, indio de Coconuco y Leonardo Maca, indio de Poblazón, por haber robado del potrero de Antón Moreno una novillona de Francisco Sánchez. Descubierto el delito por el indio gobernador de Coconuco, éste puso a Jalbin en el cepo y le dio un novenario de 25 azotes diarios hasta que confesó el delito y descubrió a su compañero, quién había sido el principal autor del robo. A Maca ya se le procesó en una ocasión por el teniente de Gobernador don Nicolás Prieto Dávila por haber robado dos potros y había sido condenado a cien azotes y a 6 años de presidio en cualquiera de los de Cartagena, pero la Audiencia de Quito le rebajó la pena en el sentido de que fuera puesto “en la argolla por dos horas” y después a seis meses de trabajo en las obras públicas de la ciudad: esta sentencia no se cumplió porque Maca se fugó del trabajo a que se le había destinado. Levantada la sumaria de la causa principal y recibida a prueba, se hizo la publicación de probanzas; en este estado finalizan los autos.

José de Caldas, Alcalde de la Santa Hermandad de Popayán

Causa criminal seguida por el Alcalde Ordinario de Popayán…

Causa criminal seguida por el Alcalde Ordinario de Popayán contra Salvador Daza, natural de dicha ciudad y avecindado en el sitio de Cajibío de oficio pescador, por ladrón cuatrero. Por la sumaria y confesión solo se le comprobó el robo de un ternero de Salvador Oyás, que hizo en compañía de su yerno Matías Palta, indio, por lo cual, el expresado Alcalde Ordinario, con dictamen de asesor y en consideración a su edad avanzada, lo condenó a un año de servicio en obras públicas y a pagar con Palta (a quién le impuso quince días de cárcel por cómplice) el ternero que robaron y las costas de la causa.

José Marcelino de Mosquera, Alcaldes Ordinarios de Popayán

Querella criminal seguida ante el Teniente de …

Querella criminal seguida ante el Teniente de ,Gobernador de Popayán Don Manuel Chiquero y Saavedra por Manuel Perea en nombre de los vecinos del Asiento de Quilichao contra el Dr. Don Francisco José de Arboleda, acusándolo de haber dado orden al mayordomo y esclavos de su hacienda llamada el Hato de Quilichao de impedir a los vecinos de este asiento sacar guadua, madera y paja de ella para edificar sus casas, siendo así, según alega el querellante, que el uso de los montes era común y manifiesta que en cumplimiento de esta orden pasaron los dichos mayordomo y esclavos a quemar la paja que los de Quilichao tenían cortada y a impedirles por la fuerza de las armas el que se llevaran los materiales referidos. El Dr. Arboleda manifiesta que su padre, Don Francisco Antonio de Arboleda, fue amparado por la Audiencia de Quito en dichos montes y pajonales, y que aunque graciosamente se había concedido permiso a los de Quilichao para sacar paja, madera y guadua, éstos se habían propasado hasta el punto de arruinar los bosques y guaduales; recusa al referido Teniente don Manuel Chiquero “por odioso y sospechoso y apela a la Audiencia de Quito, la cual mandó que se le remitieran los autos y se pusieran en libertad el mayordomo y esclavos del Dr. Arboleda que habían sido apresados de orden del referido Teniente. Se hace notoria, por los escritos y autos de este expediente, la profunda y enconada enemistad que existía entre Don Manuel Chiquero y Saavedra el Dr. Don Francisco José de Arboleda.

Manuel Perea, apoderado de los habitantes del asiento de Quilichao

Querella…

Querella criminal seguida ante el Gobernador de Popayán por Don Manuel Agustín Varela contra el Alcalde Ordinario Don Cayetano de Escobar para que justificara las injurias que contra su honor, el de su mujer Doña Lorenza de Bedoya y el de su suegra (se le había llamado sujeto de baja extracción y otras cosas por el estilo) había vertido el apoderado del expresado Don Cayetano en un escrito que presentó en la Real Audiencia de Quito con el fin de impedir el matrimonio de doña Bárbara de la Asprilla, su suegra, con Don José Maria Martínez, Procurador General de Buga. Dicho Don Cayetano era el administrador de los bienes de su suegra, loca según él, y uno de los que más tenazmente se oponían al expresado matrimonio. Varela pidió que Escobar diera fianza de calumnia en cantidad de 4000 pesos, lo menos, “por cada uno de los dos injuriados” y, que de no justificar lo que en el escrito de su apoderado se decía, se le declarase falso calumniador y se le condenara en la pena afianzada. El Gobernador manda a Escobar que dé la prueba que pide el querellante dentro de tercero día, prestado fianza hasta de 2000 pesos. El demandado replicó que no debía contestar en esta querella sino su Procurador y el abogado que en Quito habían presentado el escrito en cuestión, ya que Varela no había probado que aquellos escribieran las referidas expresiones por orden suya. En este estado finalizan los autos. (V. sig. 10225).

Manuel Agustín Varela

Causa criminal seguida de oficio por…

Causa criminal seguida de oficio por, el Alcalde Ordinario de Popayán, contra Manuel Castro, oficial de sastrería, por haber sustraído varios efectos de la tienda de su maestro Matías Carvajal y haber descalabrado de una pedrada a Don Juan Trujillo. Como de todos estos cargos no se le pudiese probar al reo sino que había sustraído de la tienda de su maestro un par de calzones de terciopelo para empeñarlos en 8 reales los cuales ya los había devuelto, el Alcalde mandó ponerlo en libertad y le condenó a las costas de la causa.

Mateo Fernández Moure, Alcalde Ordinario de Popayán

Causa criminal seguida de oficio ante el Alcalde Ordinario…

Causa criminal seguida de oficio ante el Alcalde Ordinario de Popayán Don Marcos Bermudez, contra Juan Francisco Peña, arriero, natural y vecino de Timaná, por el hurto de 119 pesos en efectivo, 4 capisayos y una ruana de jerga blanca, pertenecientes a Simón Córdoba, que cometió en el pueblo de Viges. El reo se había comprometido, por escrito, a satisfacerle a Córdoba lo que le habla sustraído, y considerando el Alcalde y el Fiscal que había purgado suficientemente su delito con la penosa y dilatada prisión que había sufrido, se ordenó ponerle en libertad y se le condenó en las costas de la causa.

Marcos Bermúdez, Alcalde Ordinario de Popayán

Juicio criminal seguido ante el Gobernador de Popayán contra…

Juicio criminal seguido ante el Gobernador de Popayán contra Félix Pillimué, indio del pueblo de Guambía, por las vehementes sospechas que se tenían de haber dado muerte a su mujer María Damián, cuyo cadáver con dos fuertes golpes en la cabeza y desnucado halló el mismo en una quebrada de corto caudal en las cercanías de su casa. Todos los testigos, aún el propio padre y la madre, están conformes y unánimes en que Pillimué daba mala vida a su mujer, maltratándola golpeándola, por causa del amancebamiento que mantenía con Juana Cantero, india del dicho pueblo de Guambía, pero éste negó de plano todos los cargos que se le hicieron, aunque después se vio forzado a admitir sus relaciones ilícitas con la Cantero, y a que en algunas ocasiones regañó a su mujer. En vista de que no se pudo adelantar nada y de “la terminante prohibición legal de juzgar criminalmente por indicios y sospechas”, el Gobernador, con dictamen de asesor y acogiéndose al indulto de 11 de abril de 1804, manda poner los reos en libertad.

Gobernador de Popayán

Autos criminales seguidos contra Juana Boniche…

Autos criminales seguidos contra Juana Boniche, mestiza, menor de edad, por haber prendido fuego a la capa de paja que llevaba el negrito Lorenzo, esclavo del Dr. Don Jerónimo de Torres, y haber muerto éste de las quemaduras que sufrió a los siete días del suceso. Resulta que habiendo ido el referido esclavo a caballo a cosa de las siete de la noche del día 26 de julio de 1804 a comprar medio real de arroz a la tienda de Estefanía Tenorio, la Boniche que estaba en la tienda inmediata, pasó a la de la referida Estefanía y salió de ella con un cabo de vela encendido, con el cual (no se sabe si intencionalmente o no) encendió la capa del negro y por más esfuerzos que se hicieron no se logró apagarla. Seguida la causa, el Alcalde Ordinario Don Domingo Pérez y Valencia, con dictamen de asesor, absolvió a la acusada, por lo que el Fiscal apeló a la Real Audiencia de Quito, la cual confirmó la sentencia pronunciada por el Alcalde Ordinario.

Domingo Pérez y Valencia, Alcalde Ordinario de Popayán

Juicio criminal seguido de oficio ante el Alcalde Ordinario…

Juicio criminal seguido de oficio ante el Alcalde Ordinario de Popayán contra Melchor Navarro, mestizo, vecino de Timbío, por haber proferido palabras injuriosas y tratado de agredir con un palo al Alcalde Partidario de aquel pueblo y a sus acompañantes, en una ocasión en que fueron a rondarle su casa, por haber denunciado María Paula Pérez, vecina del sitio del Ospio, el robo de un ternero de su propiedad. Vista la sumaria, la confesión del reo (en el cual éste se disculpa diciendo haberse incomodado por haber llevado de acompañantes dicho Alcalde a sus enemigos los Fernández) y lo alegado por el Fiscal y el defensor, el Alcalde Dr. Don Antonio Arboleda, mandó poner en libertad al acusado bajo fianza, apercibiéndole seriamente para lo sucesivo.

José Pérez Vidal, Alcalde Partidario de Timbío

Causa criminal seguida de oficio ante el Alcalde de…

Causa criminal seguida de oficio ante el Alcalde de la Santa Hermandad de Popayán, contra Anselmo Elvira, mestizo, por haber muerto una ternerita de Don Ignacio Larrahondo en el llano de Pandiguando y llevado su carne, con ayuda de su madre Josefa Hurtado, a un rancho abandonado situado en tierras del Dr. Don Matías Belalcázar en Mojibío. Apresados los reos por el Alcalde pedáneo de aquel pueblo, y seguida la causa, el Alcalde asesorado por el Dr. Félix Restrepo, condenó a Elvira a un año de servicio, con grillete en obras públicas y a su madre a igual tiempo de servicio en el Hospital de mujeres, y en caso de no ser admitida allí, a seis meses de cárcel. La Audiencia de Quito, a donde se consultó esta sentencia, la improbó en vista de la larga prisión que habían sufrido los reos por no haberse adelantado la causa con la rapidez conveniente y ordenó ponerles en libertad.

Fernando Balcázar, Alcalde pedáneo de Mojibío

Causa criminal seguida contra “Don Tomás de Nalda Rodríguez…

Causa criminal seguida contra “Don Tomás de Nalda Rodríguez Palacios López Formallo... oriundo de la capital de Zaragoza en el Reino de Aragón”, de 38 años de edad, noble, y de oficio cirujano. A Nalda, a quién se dio la ciudad por cárcel, el Fiscal Dr. Félix Restrepo lo acusó de cuatro delitos, a saber: curar sin titulo; haber presentado un escrito calumnioso (fs. 7); haber aplicado (uso interno) el atincar (bórax) a... (María Francisca Delgado) y finalmente haberle extraído (a ésta) rompiendo el Cordón umbilical, una parte de la placenta. Los hechos, según la declaración de testigos y confesión del mismo reo, parece que sucedieron así: habiendo sobrecogido a la Delgado (mujer de Ignacio Morcillo) los dolores del parto, se llamó para que la asistiese a la partera Francisca Sotelo, la cual habiéndose verificado el dicho parto por sus términos y viendo que la paciente no arrojaba la par, pidió un médico. Como se excusaran Don Jorge Wallis y Manuel Álvarez, se llamó a Nalda, quién practicó las arriba mencionadas operaciones y algunas otras (fs. 1 y siguientes) sin resultado alguno, pues la enferma murió en las horas de la madrugada. Es sumamente interesante el citado escrito de Balda y la vista del Fiscal (fs. 5 y siguientes) que demuestran la rivalidad y resentimiento que existía ya entre criollos y españoles, debido, en este caso concreto, a la insolencia y desprecio con que éstos, considerándose superiores, trataban a aquellos. No aparece en los autos la sentencia de esta causa.

Alcalde Ordinario de Popayán

Sumario levantado por el Alcalde Territorial de Patía sobre…

Sumario levantado por el Alcalde Territorial de Patía sobre la muerte violenta que dio Siríaco Bonilla y Dorado, mulato renegrido, a Domingo Narváez en una riña que los dos tuvieron en el sitio de las Huertas, al parecer por una mujer casada. Concluida la sumaria y por tener noticia el expresado Alcalde Territorial que el reo se encontraba en Popayán, envió los autos al Gobernador y Comandante General, quien mandó que se procediera con la cautela debida a la captura de Siriaco (que era hijo de la negra María, cocinera de los Reverendos Padres de San Agustín) por los Alcaldes Comisarios de Barrio.

José María Vargas, Alcalde Territorial de Patía

Causa criminal…

Causa criminal, seguida de oficio ante el Alcalde Ordinario de Popayán contra José María Bermudez, alias Cangahueso, y Antonia Salgado, india soltera, conocida por la Belleza, por haber entrado a la casa de Fucha, propiedad del Dr. Don Antonio Arboleda, y extraído un pala, una camisa y un pañuelo. De la sumaria resulta que Bermudez sostenía relaciones ilícitas con la Salgado y había estado ya en diez ocasiones en la cárcel por causa de su mala conducta. Seguida la causa, el Alcalde, asesorado de letrado, condenó a Cangahueso a seis meses de servicio en obras públicas con grillete y a ración y sin sueldo y a la Salgado le ordenó volver al sitio de los Robles, de donde era originaria. La Audiencia de Quito aprobó esta sentencia.

Santiago Pérez de Valencia, Alcalde Ordinario de Popayán

Juicio criminal seguido de oficio ante el Alcalde Ordinario…

Juicio criminal seguido de oficio ante el Alcalde Ordinario de Popayán contra José Joaquín Truco montañés limpio, quién sustrajo de la celda del Hermano Nicolás de San José, Procurador del Colegio de Misiones, algo más de 600 pesos en doblones de a dieciséis u onzas de oro, de los cuales había gastado uno. Asimismo resultó de la sumaria y de la confesión del reo, que éste, estando en calidad de donado en dicho Convento había diversos objetos (platillos de peltre, servilletas, vasos etc.) del convento, un platillo y un cubierto de plata de doña Ignacia Hurtado y otro platillo del mismo metal de Doña Dionisia Mosquera. Seguida la causa, el Alcalde condenó a Truco a seis años de presidio en uno de los de Cartagena a disposición del Gobernador de aquella plaza, contándose el tiempo de encarcelamiento en esta ciudad, y a la restitución de los objetos robados que había consumido. Truco apeló para ante la Real Audiencia de Quito.

Santiago Pérez de Valencia, Alcalde Ordinario de Popayán

Querella y acusación criminal de Cristóbal Patiño…

Querella y acusación criminal de Cristóbal Patiño, natural de Santafé, contra el Gobernador que fue de Popayán Don Rodrigo Roque de Mañozca, sobre que le pague 500 patacones por el valor de 10 mulas que se le perdieron y de gastos hechos por haberle preso Mañozca al venir él a pedirle justicia contra su criado Don Cecilio del Castillo, quien había dado muerte injusta a Nicolás Patiño, hermano del demandante. El Dr. Sarmiento condena a Mañozca a pagar las 10 mulas a razón de 25 pesos cada una y las costas y salarios y Mañozca apela.

Cristóbal Patiño

Juicio criminal seguido contra Antonio de Esparza e Ignacia…

Juicio criminal seguido contra Antonio de Esparza e Ignacia, negra esclava del Deán Don Miguel de Ressa Montoya, que resultaron los responsables del robo de 760 patacones de la caja de Cruzada, que el Tesorero denunció ante el Alcalde Ordinario.

Juan de Orejuela Castañeda, Tesorero de Cruzada

Demanda de Díaz Lucena…

Demanda de Díaz Lucena, contra Antonio de Alarcón y Centeno por haberle quitado a Manuel de Arcos, con quien aquel remitió preso, un indio que al pasar por el pueblo de Cajete había atacado a Díaz, porque les llamó la atención al tal indio y a otros que con él estaban, sobre el pago de tributos que debían a la Real Hacienda

Juan José Díaz Lucena, Juez de Comisión

Sentencia de la Real Audiencia de Quito contra los…

Sentencia de la Real Audiencia de Quito contra los asesinos de Don Pedro López Crespo de Bustamante. Condena a don Pedro García de Lemos y a doña Dionisia de Mosquera a la horca; a Joaquín Perdomo, Pedro Fernández de Borja y Francisco Fuche, negro esclavo de Lemos, a ser arrastrados a la cola de un caballo, puestos luego en la horca en el mismo lugar del cadalso, donde permanecerían sus cuerpos algún tiempo y por fin descuartizados, clavadas en jaula sus cabezas a las puertas de la cárcel, y los demás cuartos colgados en vigas en el camino del Patía para escarmiento. Los bienes de Lemos, Doña. Dionisia y los otros, confiscados, confiscación que había omitido el Teniente de Gobernador de Popayán, que había conocido de la causa, circunstancia que extraña la Audiencia etc. En virtud de esta sentencia se siguen los autos sobre cobro de la confiscación de bienes de por mitad y en razón de penas de cámara por el asesinato violento que ejecutaron (los dichos) el día 29 de enero de 1770 por la noche en la persona de Don Pedro López Crespo de Bustamante, marido de la referida Doña Dionisia, de modo inhumano y cruel. En la sentencia se absuelve de la instancia de este juicio a Felipe Palacios, Lorenzo Galíndez y Clemente Eguizábal, mulato esclavo; se declaran enteramente libres a Isabel de Mosquera e Ignacia de Rivas, mulata, esclavas, y se manda poner en libertad a unos y otras. El juicio de confiscación de bienes es interesante. En este juicio consta que la madre de Doña Dionisia era Doña Gertrudis Bonilla y Delgado, hermana del Presbítero Don Juan de Bonilla Delgado y de Doña Josefa de Bonilla Delgado, y mujer legítima del Capitán Don Javier de Mosquera(*)padre éste, por tanto de Doña Dionisia. (fol. 34). Padres de Don Pedro García de Lemos fueron Don Antonio García de Lemos y Acuña y Doña María Teresa de Ante y Mendoza.

Real Audiencia de Quito

Oficios del Alcalde…

Oficios del Alcalde, quien hace saber a los Oficiales Reales que sigue causa por adulterio contra Ambrosio Ulloa y Petrona del Corro, a fin de que provean lo conveniente, por ser Ulloa empleado de las Reales Cajas, y otra en que les avisa haberle concedido permiso al mismo Ulloa para ir con guardia a desempeñar su empleo diariamente por la falta que en él hace etc. Acompaña los autos pertinentes, en los cuales dice el Alcalde que José Antonio Aguilar denunció que Petrona del Corro, su legítima mujer, se había mantenido en esta ciudad siguiendo instancia de divorcio patrocinada de Ambrosio Ulloa, con cuyo auxilio consiguió sentencia a su favor, logrando con esto vivir con él en adulterio y público concúbito. En cuya virtud su merced (el Alcalde) salió la noche del día 14 como a las once y media acompañada de los Alcaldes de barrio don Manuel José Varona y don Manuel José Velasco y dirigiéndose a la casa del mencionado Ulloa sacó de ella a la expresada Petrona, que echó a huir por la puerta falsa que sale para la huerta, en donde la cogieron los negros que con prevención había puesto su merced; advirtiéndose también que en la cama del expresado Ambrosio estaba acostada y dormida una niña como de diez a once años, hija de la citada Petrona. Y no siendo regular ni permitiéndoselo la obligación de su ministerio tolerar sin castigo un delito tan grave y escandaloso, tuvo a bien mandar poner este auto cabeza de proceso

José Gil de Tejada, Alcalde Ordinario de Popayán

Autos seguidos por Don Miguel García al dejar la…

Autos seguidos por Don Miguel García al dejar la Gobernación de Popayán contra Huegonaga, Alguacil mayor de la ciudad, que estaba en la cárcel sita al lado de su casa, porque habiéndole dado aquel a guardar en confianza para que no se le perdiese un envoltorio de papeles justificativos de sus actos de Gobernador y que debían servirle en el juicio de residencia de defensa, le mandó varios recados para que se los devolviese y siendo Doña Ana de Dessa, única persona que con el citado Huegonaga sabía donde se habían guardado, en vez de ordenarle su devolución, éste los pidió y su hija Doña Jacinta, subiéndose por una escalera a la tapia que dividía su casa de la dicha prisión, se los bajo con una cuerda y él los recibió y no fue posible que los entregara, no obstante las gestiones de la autoridad, pues los hizo perdidizos y al fin él se fugó. Doña Ana de Dessa dice que Don Juan de Huegonaga su marido ya difunto era tío del dicho Don Juan de Huegonaga... y que es de edad de sesenta años.

Miguel García

Causa contra Pascual Gamarra…

Causa contra Pascual Gamarra, maestro carpintero por “unos zarcillos de oro adornados de perlas y piedras” estimados en cuarenta pesos, que Catalina de Ubillús, mujer que fue de Bernardo de Rojas, le había dado en empeño a Silvestre de Adrada (a. el Tongo) y éste al dicho Gamarra, quien sabiendo que eran ajenos, los acepto por suyos al darle el tongo diez pesos mas, sobre los quince en que- este se los había empeñado El juicio se sigue entre el Alcalde Ordinario de Popayán. Capitán Alonso Javier Daza Ladrón de Guevara. Prueba la Ubillús que eran suyos lo s zarcillos, pues su marido los había mandado a hacer a don Felipe Ramos, maestro de platero, etc., y termina el juicio por desistimiento de las partes que se componen entre si y pagan las costas procesales respectivas.

Catalina de Ubillús

Copia…

Copia de las declaraciones que han hecho en las ciudades de Cali y Buga diferentes personas debajo de las censuras generales que se despacharon sobre la ocultación de bienes que se hizo de los que quedaron por fin y muerte del Maestro de Campo Don Marcos Rengifo de Lara, sacada a petición de Don Bernardo Alonso de Saa, apoderado de Doña María Rengifo de Lara hermana del dicho Maestre de Campo Don Marcos Rengifo de Lara por el notario del juzgado Eclesiástico de Popayán. En las dichas declaraciones aparecen como culpables de la ocultación de bienes Francisco Rengifo de Lara, hijo natural del difunto, Antonio de Potes, Alcalde Ordinario de Buga y cuñado del expresado Francisco Rengifo de Lara y Francisca Rengifo, parda, esclava del difunto Maestre de Campo don Marcos Rengifo de Lara.

El Notario del Juzgado Eclesiástico de Popayán

Resultados 1 a 25 de 2413