Popayán

Taxonomía

Código

Nota(s) sobre el alcance

Nota(s) sobre el origen

Mostrar nota(s)

Términos jerárquicos

Popayán

Términos equivalentes

Popayán

Términos asociados

Popayán

1980 Descripción archivística results for Popayán

1980 resultados directamente relacionados Excluir términos relacionados

Petición presentada al Gobernador y Comandante General de Popayán…

Petición presentada al Gobernador y Comandante General de Popayán por don Joaquín Rodríguez, marido de Doña María Manuela González de la Pinilla, difunta, de quién había tenido una hija llamada Doña. María Josefa, para que se le pagasen por el Capitán Don Tomás Ruiz de Quijano y Don Juan Antonio de Ibarra, deudores a la testamentaria de su suegro Don Francisco González de la Penilla, vecino que fue de Santafé, 729 pesos 2 ¾ reales que faltaban para cubrir la legitima de su mujer, como consta de los documentos presentados, lo que obtuvo. Años después Doña Maria Manuela Romero, viuda del expresado Don Francisco González de la Penilla, reclamó por medio de su apoderado, la legitima de su hija Doña María Manuela y pidió que se le pagara de la hijuela paterna que le correspondiera a su yerno Don Joaquín Rodríguez. Entre los documentos que éste presentó figura una copia auténtica de los, inventarios y avalúos, y las cuentas de la testamentaria de su suegro. Este, en su tienda en Santafé, tenía gran cantidad de libros de historia de devoción y literarios, como las novelas de Montalbán, las obras de Gracilazo de la Vega y Fray Luís de Granada, la historia de las revoluciones de Portugal, la historia de la Florida, Teología 'Moral, Guía de Pecadores, Vida y Obras de San Francisco de Sales, etc.

Joaquín Rodríguez

Testamento de Doña María del Campo Salazar…

Testamento de Doña María del Campo Salazar, hija del Capitán Diego del Campo Salazar y de Doña Luisa de Avilés, y mujer legítima del Capitán Don Diego de Velasco Noguera, de quién tuvo, único hijo, a Don José de Velasco Noguera. Abierto el testamento de la difunta, su marido, al cual había nombrado albaceas y como padre y tutor legítimo del expresado Don José, menor, pidió que se le entregaran los bienes de su mujer sin beneficio de inventario, obligándose a pagar las deudas que hubiera y las mandas piadosas, como lo hizo.

Diego de Velasco Noguera, Capitán

Causa Mortuoria del Ilustrísimo…

Causa Mortuoria del Ilustrísimo. Señor. Doctor. Don Cristóbal Bernaldo de Quirós, Obispo que fue de Popayán, seguida de oficio por el Gobernador Don Jerónimo de Berrío. Este, según el auto cabeza del Proceso, pasó el 11 de mayo de 1682 al palacio episcopal de su Señoría Ilustrísima, quién murió ese mismo día “como a las tres de la tarde”, y antes de que falleciera, recogió las llaves de los escritorios, cajas y alacenas y las guardó en su poder. Luego se tomaron las declaraciones de los testigos que firmaron el testamento del expresado Señor. Obispo, el cual encabeza los autos, y el escribano Félix de Espinosa, certifica haber pasado el 12 como a las ocho del día poco más o menos según la disposición del sol al palacio episcopal y haber visto en la sala principal el cuerpo difunto de dicho Señor. Obispo, tendido en una alfombra, rodeado de cuatro velas de cera encendidas, vestido de pontifical morado, con su mitra, báculo y zapatos de tela morada. El 19 de ese mismo mes se empezaron los inventarios y luego se procedió a vender en pública almoneda los bienes que se podían deteriorar o perder, en consideración a que el caudal del Ilustrísimo Señor Bernardo de Quirós no alcanzaba a la mitad de lo que debía. Entre los bienes inventariados figuran dos petacas de libros, bastantes joyas, ornamentos, 1255 pesos de oro fundido y marcado, y, como cosa curiosa, una silla de manos, pequeña, de encerado, con vidrieras y aforrada por de dentro en damasco carmes y un cojín para el asiento de lo mismo.

Jerónimo de Berrío, Gobernador de Popayán

Juicio de sucesión del Capitán Lorenzo Fernández de Monterrey…

Juicio de sucesión del Capitán Lorenzo Fernández de Monterrey quién falleció en Popayán el 29 de septiembre de 1702, dejó cinco hijos naturales llamados Jerónimo, Juana, Marcela, Catalina y Lorenzo de Monterrey, que tuvo antes de su matrimonio con Doña Antonia Díaz Blanco de Potes, vecina de Buga, de quién no tuvo ningún hijo. Nombró por sus albaceas al Doctor Don Agustín de Mosquera Figueroa, Presbítero, su sobrino, a su hijo el Maestro Lorenzo de Monterrey, Presbítero y a su yerno Jerónimo Francisco Ponce de Mondragón. Abierta la causa por el Alcalde Ordinario de Popayán Don Alonso Javier Daza Ladrón de Guevara, se Procedió a formar los inventarios de los bienes que dejó el difunto así en Buga como en Popayán y se pasaron a practicar las correspondientes avalúos. Hacen oposición a los bienes de la testamentaria entre otros la viuda por su dote y gananciales; el Licenciado José de Sea y Silva, Presbítero, por un principal de 300 patacones de un censo que el difunto fundó a su favor para que pudiera ordenarse, y otros. Se hicieron las hijuelas de división y partición y a la viuda le tocaron por razón de su dote y gananciales 19297 patacones 5.reales y a cada uno de los hijos naturales 498 patacones En esta causa se introdujeron innumerables artículos que la volvieron interminables primero sobre la cuantía de la dote de la viuda, en el que al fin los albaceas y ésta se transaron en 5677 patacones 6 reales; luego sobre los derechos que reclamaron los depositarios de los bienes que los albaceas estimaron muy elevados, etc.

Antonia Díaz Blanco de Potes

Juicio de sucesión de Paula de Valverde…

Juicio de sucesión de Paula de Valverde, vecina de Popayán, viuda de Juan de Castro, español, de quién tuvo dos hijas llamadas María y Leonor de Castro, a quienes nombra por sus albaceas y herederas. Asimismo declara que tuvo una hija natural llamada Juan de San Sebastián, que era monja del Monasterio de la Encarnación. Abierta la causa por el Alcalde Ordinario se hacen los inventarios y avalúos de los bienes de la difunta y luego, sin contradicción alguna, las hijuelas de división y partición: llevó cada una de las herederas 139 patacones 5 reales.

María de Castro

Juicio de sucesión del Maestro Lorenzo Fernández de Monterrey…

Juicio de sucesión del Maestro Lorenzo Fernández de Monterrey, Presbítero, vecino de Popayán hijo natural del Capitán Lorenzo Fernández de Monterrey y de Francisca Barbosa, vecina de la ciudad de Buga y quién falleció en la expresada de Popayán en la primera mitad del mes de junio de 1705. Abierta la causa por el Alcalde Ordinario Don Gaspar de Borja y Ezpeleta se hacen los inventarios y avalúos de los bienes del difunto con citación de los albaceas que lo eran el Doctor Don , Agustín de Mosquera Figueroa y Jerónimo Francisco Ponce de Mondragón. Formadas luego las hijuelas de división y partición se entregan al apoderado de Francisca Barbosa, heredera del difunto Maestro Fernández de Monterrey, los bienes que éste dejó, y se obliga a pagar las deudas de la testamentaría.

Francisca Barbosa

Causa Mortuoria de Pedro Pérez Lucero…

Causa Mortuoria de Pedro Pérez Lucero, vecino de Popayán y quién falleció en dicha ciudad la noche del 23 de junio de 1706. Nombró por sus albaceas a su mujer Isabel de Hernández y a su yerno Diego Fernández. Abierta la causa por el Alcalde Ordinario Don Manuel Fernández de Belalcázar, se hicieron los inventarios de los bienes del difunto, a los cuales se opusieron la viuda por su dote de 1409 patacones y las gananciales; el Licenciado Francisco Quintero Príncipe, cura rector de la Catedral y mayordomo de la Cofradía de las Benditas Animas por más de 70 patacones que debía Luís Pérez, difunto, (hermano del expresado Pedro Pérez y de quién éste había sido albacea y tenedor de bienes) a la dicha Cofradía del arrendamiento de la tienda en que vivió, y otros. La causa está inconclusa.

Francisco Quintero Príncipe, Licenciado

Causa…

Causa Mortuoria de Antonio Mauricio Ortiz vecino de Buga quién instituyó por heredera universal de todos sus bienes a su madre Doña Isabel de Arce Camargo. Iniciada la causa por el Alcalde Ordinario de dicha ciudad de Buga se mandaron hacer los inventarios de los bienes del difunto. Hicieron oposición a sus bienes varios acreedores entre ellos su viuda Doña Clara Díaz Blanco de Potes, quién reclamó el dinero necesario para sus lutos, un esclavo, la cama del difunto y otras cosas y se transó luego con su suegra y el albacea que lo era el Sargento. Mayor. Francisco Holguín Pantoja, en 100 patacones; Francisco Ortiz de Santa Cruz, hijo natural del difunto, quién demandó un negro esclavo que decía que su padre le había donado verbalmente en vida; Francisco Rodríguez de Miranda por la suma de más de 700 patacones que decía que costeó Doña Catalina de Arce Camargo, su madre, en los alimentos y vestuario de Doña Isabel de Arce Camargo, madre del dicho Antonio Mauricio; Don Pedro de Lenis por los frutos de miel, maíces, y plátanos que le (debía) de diezmos del tiempo que fue arrendador de este ramo el dicho Antonio Mauricio etc. etc. Seguida la causa en el auto definitivo manda el Alcalde Ordinario de Buga que se paguen todas las deudas del difunto excepto las que reclamaban Francisco Rodríguez de Miranda y Francisco Ortiz de Santa Cruz, quién apela para ante el Gobernador de Popayán, Don Baltasar Carlos Pérez de Viveros, Marqués de San Miguel de la Vega.

Clara Díaz Blanco de Potes

Juicio de sucesión de Juan Martínez Roldán…

Juicio de sucesión de Juan Martínez Roldán, natural de la Mancha, en los reinos de España, quien falleció en Popayán el 14 de febrero de 1708, de paso por esta ciudad. En su testamento, que encabeza los autos, nombró por su albacea a Don Antonio Marengo del Campo, vecino de Santa Fe, ante quién se inventariaron, avaluaron y vendieron en pública almoneda los bienes del difunto, y con lo que produjeron se pagaron los gastos de su entierro y algunas otras pequeñas deudas que tenia. El albacea acusó entonces a Doña Jerónima Rodríguez de Ávila, alias la yegüera, en cuya casa murió el referido Martínez Roldán, de haber sustraído de los bienes de éste 400 patacones en dinero que traía, más algunas joyas y prendas de vestir, cargo éste que se comprueba después con unas declaraciones tomadas en fuerza de censuras generales, pedidas por dicho Marengo, por lo cual fue arrestada Doña Jerónima en la cárcel de esta ciudad y embargados todos sus bienes. Más adelante, y bajo fianza, fue puesta en libertad. En este estado finalizan los autos.

José de Velasco Noguera, Alcalde Ordinario de Popayán

Autos de división y partición de los bienes de…

Autos de división y partición de los bienes de Don Agustín Fernández de Belalcázar y Doña Josefa Hurtado del Águila, su mujer, difuntos. Hechos los inventarios y avalúos de los expresados bienes, entre los cuales se contaban las tierras del valle de Guambía la vieja y la nueva, los llanos del otro lado del Río Cauca, las tierras de la Olleras, Polindára, Mojibío y Cajibío, etc. se procede a formar las hijuelas de división por José de Salamanca contador nombrado al efecto por los herederos. El cuerpo de bienes subió a 26.964 patacones, de los cuales deducidos 13.933 y 3 ½ reales de deudas, quedaron líquidos 13.030 patacones y 5 reales que repartidos entre los diez herederos le tocaron a cada uno 1303 patacones y ½ real. Uno de estos herederos era Don Bernabé Fernández de Belalcázar, difunto, quién casó en Pasto con Doña Catalina de Caicedo Pérez de Zúñiga, de quién tuvo tres hijas: Doña Josefa, viuda de Don Tomás de Figueredo, Doña Estefanía y Doña Micaela, menores de edad. Entre los bienes de Don Agustín y Doña Josefa, su mujer, aparece” una silla de manos, servida ya, forrada en baqueta de Santa Fe avaluada en 50 patacones

Herederos de Agustín Fernández de Belalcázar y Josefa Hurtado del Águila

Juicio de sucesión de Miguel García Pacheco mercader…

Juicio de sucesión de Miguel García Pacheco mercader, quién murió en Popayán el 6 de diciembre de 1711 y dejó por sus albaceas a su hermano Bernardo Pacheco y a su cuñado Manuel Gamboa. Hecho el inventario de los bienes del difunto y pagados los gastos de su entierro y funeral, se procede a liquidar cuentas de la compañía que tuvo el difunto con su cuñado para beneficiar 4000 libras de tabaco en polvo y alguna ropa de la tierra que compraron en Santa Fe y acabaron de vender en Quito, liquidación por la cual resulta alcanzado el difunto a favor del dicho Manuel Gamboa en 453 patacones y 7 reales, que el Teniente de Gobernador de Popayán, juez de esta causa, manda se paguen adjudicándosele una mulata que dejó el difunto Miguel García Pacheco, de la cual “hace gracia y Donación a Jerónima Daza, su hermana, viuda del expresado Miguel García Pacheco.

Bernardo Pacheco

Sucesión de Juan Marín…

Sucesión de Juan Marín, hijo de Mariana Álvarez. En la memoria testamental que otorgó declara que se casó con Petrona García, siendo esta esclava, y que después la libertó, y agrega que no tuvo hijos de su matrimonio. Hechos los inventarios y avalúos de los escasos bienes del difunto, se entregan todos a su madre, excepto la silla de cabalgar llana con sus aderezos de estribos, baúles, espuelas, freno pequeño, coraza, jáquima y cojinete, avaluada en 27 patacones, que se adjudica a la viuda.

Mariana Álvarez

Juicio de sucesión de Bernarda Palta…

Juicio de sucesión de Bernarda Palta, hija de Josefa Palta y mujer legítima de Tomás de la Cruz. Hecho el inventario y avalúo de los bienes de la difunta que alcanzaron a 210 patacones y 2 reales acordaron la dicha su madre y su marido repartírselos entre si extrajudicialmente. Aprobado por el Alcalde Ordinario Don García Hurtado de Olarte el convenio celebrado entre suegra y yerno, declara concluida la causa.

Josefa Palta Tomás de la Cruz

Sucesión de Pedro de Sarria…

Sucesión de Pedro de Sarria, marido de Manuela Fernández, de quién tuvo por sus hijos legítimos a Manuela, Agustina, Inés, Maria, Lucas, Juan Manuel (difunto) y Blas de Sarria. A Lucas y a Blas los nombró sus albaceas. Hechos los inventarios y avalúos de los bienes del difunto y después de pagadas las cortas deudas que tenia, se forman las hijuelas de división y partición entre los herederos. A la viuda le tocaron 863 patacones 1 ½ reales y a cada uno de los seis hijos 82 patacones y 9 maravedíes. El Alcalde Ordinario manda imponer a censo las partes que les tocaron a Manuela Fernández y a Inés de Sarria por estar ambas imposibilitadas para manejar sus bienes y recomienda a los expresados Lucas y Blas de Sarria cuiden los bienes de su madre y de su hermana para evitar que se menoscaben y pierdan.

Blas de Sarria

Juicio de sucesión de Don Juan de Ortega…

Juicio de sucesión de Don Juan de Ortega, maestro platero, natural y vecino de Santa Fe y casado en Cartago con Ana María de la Serna, de quién había tenido una hija legítima llamada María. Hechos los inventarios y avalúos de los bienes del difunto se pasa a venderlos en pública almoneda y su producto se deposita en el albacea, Damián de Paz. Pagadas las deudas el Alcalde Ordinario manda se de cuenta de lo obrado a las Justicias de Cartago para que se citara a María de Ortega, la hija del difunto que compareciera por sí o por su apoderado en Popayán a recibir el remanente de los bienes que dejó su padre.

Ana de León y Figueroa

Juicio de sucesión de Don Matías Jiménez de Cuevas…

Juicio de sucesión de Don Matías Jiménez de Cuevas, quién falleció en la ciudad de Cartagena. Doña María de Bonilla Delgado, su mujer, pidió al Alcalde Ordinario de Popayán que declarase nulo el testamento hecho en la dicha ciudad de Cartagena por Don Agustín de Bonilla, su hermano, en virtud de un poder para testar que le había otorgado el difunto Jiménez de Cuevas, por cuanto éste había hecho otro posterior a favor suyo y del Doctor Don Marcos de Bonilla Delgado, su hermano también, cura rector de la Catedral de Popayán, por el cual revocaba todos los que hubiera otorgado anteriormente. Por esto el Alcalde declaró nulo el testamento otorgado por Don Agustín y todo lo obrado en su consecuencia por él en Cartagena. Se hicieron los inventarios y avalúos de los bienes y luego las hijuelas de división y partición.

Maria de Bonilla Delgado, viuda de Matías Jiménez de Cuevas

Juicio de sucesión de Francisco de Peñalosa…

Juicio de sucesión de Francisco de Peñalosa, pardo libre, vecino de Popayán, quien dejó cuatro hijos legítimos: Pedro, Agustín, Josefa y María de Peñalosa. Hechos los inventarios Y avalúos de los bienes que dejó, los albaceas Pascual Baca y Agustín de Peñalosa pagan las deudas del difunto, y se mandar hacer por el Alcalde Ordinario de Popayán, juez de la causa, las hijuelas de partición y división. A cada uno de los herederos le tocaron 300 patacones 1 real y 3/4 que se les pagaron adjudicándoles bienes equivalentes, excepto a Pedro de Peñalosa, reo y sentenciado a muerte que se le embarga su parte para satisfacer la multa que le impusieron y las costas en estos autos y en los criminales que se le Siguieron.

Pedro

Causas mortuorias…

Causas mortuorias, primero de Francisco Velasco y Fuentes, de Cali; hijo natural de Pedro de Velasco, vecino de Popayán, y de Mariana de Fuentes, de Cali, y luego de su mujer María Micaela Grande, india cacica del Chocó, vecinos del Raposo, quienes tuvieron por su hijo y heredero a Gabriel de Velasco, Hizo oposición a los bienes de la dicha Micaela Grande el Padre. Comendador del Convento de la Merced de Cali, fray Martín Espinosa de los Monteros, por una negra esclava que la difunta y su marido habían donado para el culto de la Virgen de los Remedios. Seguida este artículo la Justicia Ordinaria de Cali, falló en favor del Padre. Comendador, por lo cual el albacea que lo era el Maestro Miguel Ruiz de la Cueva, apeló al Gobernador de Popayán. La causa está inconclusa.

Gabriel de Velasco el Padre Comendador fray Martín Espinosa de los Monteros

Juicio de sucesión de Don Buenaventura de Escobar…

Juicio de sucesión de Don Buenaventura de Escobar, vecino de Popayán, quién falleció abintestato en el pueblo de Roldadillo el 21 de abril de 1734. La viuda, Doña Teresa de Bonilla, por si y en nombre de su hijo legítimo Pedro Antonio de Escobar, menor, pidió al Alcalde Ordinario de dicha ciudad de Popayán que aprehendiera el conocimiento de la causa mortuoria. Seguida ésta, en la sentencia declaró el dicho Alcalde que se debían pagar primero las costas procesales luego la dote de la viuda; en tercer lugar a Don Salvador de Ayala la cantidad que demandaba, después a la Real Hacienda los 200 patacones que debía la testamentaria y luego los otros acreedores, que eran cinco, en el orden que se expresa en dicha sentencia (folios 94 vuelto y siguiente).

Javier de Mosquera

Juicio de sucesión de Doña Juana Pérez de Ubillús…

Juicio de sucesión de Doña Juana Pérez de Ubillús y Velasco, vecina de Popayán, quién falleció en dicha ciudad el 24 de junio de 1735. Iniciada la causa por un auto del Alcalde Ordinario Don Cristóbal Manuel de la Peña y Sotomayor se hicieron los inventarios y avalúos de los bienes de la difunta. Después de pagadas las deudas y las mandas piadosas se formaron las hijuelas de división y partición, a cada heredera le tocaron .4825 patacones 5 reales. En su testamento la referida Doña Juana dice que era hija legítima del Tesorero Jubilado Don Bernardino Pérez de Ubillús y de Doña Manuela de Velasco Zúñiga y Aragón, difuntos, y que había sido casada con el Capitán Don Sebastián Correa y Cerrallonga (asimismo difunto), natural de los reinos de España, de la ciudad de Cardona en el principado de Cataluña, del cual había tenido varios hijos legítimos, que por su orden eran: Don Juan Correa; el Doctor Don Miguel Correa, ya difunto Doña Tomasa Correa, viuda del Capitán Don Juan Camacho y Espinosa. Don Baltasar Correa, también difunto, quién fue casado en Buga con Doña Teresa Marmolejo y Lasso; Doña Manuela Correa, casada con Don Felipe de Uzuriaga, Contador Juez Oficial Real de las Cajas de Popayán y el Doctor Don José Correa.

José Correa

Juicio de sucesión del Capitán Don Alonso Baca de…

Juicio de sucesión del Capitán Don Alonso Baca de Ortega, hijo legítimo del Capitán Don Alonso Baca de Ortega y de Doña Inés Téllez de Calatrava, vecinos de Cali, fue casado con Doña Jerónima de Bonilla Delgado y tuvieron por sus hijos legítimos a Don Agustín, Don Cristóbal y Don Fernando Baca de Ortega. Hechos los inventarios y avalúos de los bienes que el difunto dejó en esta ciudad y en las jurisdicciones de las de Caloto y Cali, los compró en pública almoneda su hijo y albacea Don Fernando, por lo que habían sido avaluados. Hicieron oposición al caudal del Capitán Don Alonso Baca de Ortega, su hijo Don Cristóbal; Don Gonzalo de Arboleda Salazar, por el principal de 300 patacones y los réditos vencidos de una capellanía a favor de Nuestra. Señora de Belén; Doña Tomasa de San Rafael, Priora del Convento de Carmelitas Descalzas por un principal de 500 patacones y sus réditos; Doña Francisca Javiera Baca de Ortega, como albacea de Doña Mariana de Bonilla por la suma de 1200 patacones; el Licenciado Cristóbal de Figueroa, presbítero Don Diego de Bonilla Delgado y otros por cortas cantidades. La sentencia de esta causa aparece en la de la mortuoria de Doña Jerónima de Bonilla Delgado (Signatura 10.090)

Cristóbal Baca de Ortega

Juicio de sucesión de Doña María García…

Juicio de sucesión de Doña María García, vecina de Popayán, mujer que fue de Don Manuel Antonio Castrillón, de quién dejó un hijo legítimo llamado Don Antonio Cristóbal Castrillón. Hecho el inventario y avalúo de los bienes de la difunta, entre los cuales se contaba la casa de su morada, con el solar correspondiente, situada frente a la iglesia del Convento de Predicadores, se hicieron las hijuelas de partición y división: el cuerpo de bienes ascendió a 17.583 patacones 3 7/8 reales de los cuales, rebajado el quinto, le tocaron a Don Manuel Antonio Castrillón 7440 patacones ¾ reales y a su hijo 6882 patacones y 1 ¾ reales.

Manuel Antonio de Castrillón

Juicio de sucesión de Baltasara de Andrada…

Juicio de sucesión de Baltasara de Andrada, mujer legítima que fue de Bartolomé de Ledesma. Hicieron oposición a sus bienes sus hijos Juana de Ledesma, mujer legítima de Juan Joven de Lozada, vecinos de Caloto; Manuela de Ledesma, Baltasara de Ledesma, mujer legítima de Pedro Mejía; Jerónima, Andrés y Nicolás de Ledesma, por sus legítimas; Don Pedro Valencia en nombre de Don Manuel de Otálora, vecino de Santa Fe, por 256 patacones 3 1/2 reales; José de los Reyes por 60 patacones y otros. Hechos los inventarios y avalúos de los bienes de la difunta se formaron las hijuelas de partición y división y se entregó a cada uno de los herederos la parte que le correspondía. Tiempo después, Brígida López, hija de Jerónima de Ledesma, y Manuela y Baltasara de Ledesma reclamaron la legítima de su hermano Andrés, ausente hacia muchos años y de quién no se tenía noticia alguna, la cual se le había entregado en depósito a Juan Joven de Lozada.

José de los Reyes

Causa mortuoria de Don Lucas Sánchez de la Flor…

Causa mortuoria de Don Lucas Sánchez de la Flor, vecino mercader de Popayán, quién fue casado con Doña Jacinta de Huegonaga Salazar y dejó siete hijos legítimos: Joaquín, Javier, Catalina, María, Ana, Jacinta, y Margarita Sánchez de la Flor. Hechos los inventarios y avalúos de los cortos bienes del difunto (no llegaron a valer 5000 patacones) hicieron oposición a ellos numerosos acreedores. El albacea Bernardo Pacheco y los capellanes de varias capellanías que sobre los bienes del difunto Don Lucas estaban fincadas, pidieron que se remataran la casa y los demás bienes de la testamentaría, a lo que se opuso la viuda, quién reclamó su dote. Seguida la causa y resueltos los artículos que se promovieron, se remató la expresada casa y los demás bienes y se pasó a pagar los principales y réditos vencidos de las capellanías. Los autos están inconclusos.

Blas Saniz Antonio García de Lemos José Correa, Presbítero

Causa seguida ante el Alcalde Ordinario de Popayán por…

Causa seguida ante el Alcalde Ordinario de Popayán por Don Pedro García Valdés, Capitán de conquista de los Mainas, como marido de Doña Antonia Brígida Gurmendi (hija y heredera de Doña Ana María Trujillo, y esta hija a su turno del primer matrimonio que Doña María de Bonilla Delgado contrajo con Don Antonio Trujillo) contra Don Francisco Antonio de Rebolleda, marido de Doña Tomasa Jiménez de Cuevas, que era tía carnal de la Gurmendi, por ser hija del segundo matrimonio de la referida. María de Bonilla con Don Matías Jiménez de Cuevas. García Valdés pedía las cuentas de todos los bienes que entraron en poder de Rebolleda, pertenecientes a la testamentaria de la referida Doña María de Bonilla. Rebolleda propuso transar este asunto y nombró como árbitro y contador al Regidor Don José María Mosquera, quién fue aceptado por la parte contraria. Encabeza el expediente el testamento de Doña María de Bonilla, quién declara que es hija legitima de Don Francisco Manuel de Bonilla Delgado y de Doña Teodora de Arboleda, y además las hijuelas de partición y división de los bienes de los susodichos y demás papeles de la testamentaría.

Pedro García Valdés

Resultados 1 a 25 de 1980